[Por Belén Tenaglia] En tres años y pico de gestión, la Alianza Cambiemos logró que 9.500 pymes cerraran sus puertas, 107 mil trabajadores del sector industrial quedaran en la calle, la tasa de interés escalara al 72 por ciento y la estructura de costos y logística esté dolarizada. Mientras la moneda extranjera roza los 40 pesos y Wall Street se frenetiza ante a la caída del índice bursátil, el gobierno de Mauricio Macri promete más recesión y un incremento del cuadro tarifario.

Además, según estadísticas del INDEC, durante el tercer trimestre de 2018, la estimación provisoria del Producto Bruto Interno tuvo una caída del 3.5% en relación al mismo período en el año 2017, resultado de una contracción en el consumo público del 4.5 por ciento y del 5 por ciento en el consumo público.

En declaraciones a FM En Tránsito, Ariel Aguilar, presidente de Confederación Empresaria de la República Argentina (CEGERA) en Morón, alertó por la situación del sector de pequeñas y medianas empresas  y aseguró que el país está “atado” a los vaivenes de la economía mundial. “Antes no teníamos un problema de cierre de empresas, de despidos industriales, de tener la estructura productiva dolarizada. Ese problema no lo teníamos. En lugar de estar discutiendo el desarrollo, estamos discutiendo el valor del dólar”.

Un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) advirtió que en el bimestre septiembre – octubre, los despidos y suspensiones ascendieron a 20.872, siete veces más que el mismo período del año anterior, de los cuales el 74 por ciento corresponde al sector industrial. Durante los primeros diez meses de 2018, hubo 56.969 despidos entre el sector público (15.825 casos) y el sector privado (44.144). “Estos datos implican un promedio de 6.000 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros diez meses de 2018”.

Al respecto, Aguilar evidenció la venta de maquinaria ociosa como chatarra para el pago de indemnizaciones, sobre todo en el sector textil. “Siempre se compraron máquinas de empresas grandes a empresas chicas. Pero eso motivaba un circuito de actividad. Hoy se están rematando, se venden como chatarra. No recuerdo un momento así. Ningún gobierno le hizo tanto daño a la industria como este gobierno en un período tan corto”.

Para el caso del sector industrial, el informe del CEPA evidencia un proceso de expulsión de 3.348 casos mensuales en los primeros diez meses de este año. A lo largo de 2018, cerraron sus puertas empresas como Ilolay de Santa Fe, El Gráfico, el Ballet Nacional de Danza Clásica, Diarco, Ferrobaires de Bragado, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil y 25 de Mayo, además de BGH, Boston de Mar del Plata, HSBC de Catamarca, MABE de San Luis, Don Satur de Chascomús, Cristales San Justo, Alpargatas, entre otras.

“En tres años este gobierno aplicó toda la receta del neoliberalismo pensado para los países periféricos. A esta altura sería irresponsable ponerme en un lugar optimista cuando el gobierno anuncia más recesión, cuando anuncia que las tasas van a seguir subiendo, cuando anuncia nuevos aumentos de luz, gas y combustible ¿Cómo le digo a un empresario que compre una maquinaria, que invierta, cuando me plantean que va a haber más ajuste?, se preguntó el dirigente de CGERA, a la vez que relativizó la estabilidad cambiaria de la que goza el gobierno por estos días. “Esta estabilidad cambiaria la lograron con el endeudamiento brutal y el desembolso del FMI”.

Datos extraídos del informe de CEPA: http://centrocepa.com.ar/informes/121-el-impacto-de-la-crisis-sobre-el-mercado-de-trabajo-despidos-y-suspensiones-en-los-primeros-10-meses-de-2018.html