33º Encuentro Nacional de Mujeres: Más de 50 mil mujeres hicieron temblar Trelew

Foto: ENM

Una masiva marcha recorrió los barrios populares de Trelew. Fue en el cierre del 33º Encuentro Nacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans. El reclamo por el aborto legal, el repudio a los travesticidios y las demandas de las comunidades originarias fueron algunas de las banderas que se levantaron en este histórico Encuentro.

La ciudad de Trelew en  Chubut  recibió a  más de 50 mil personas en lo que fue el 33º Encuentro Nacional de Mujeres, “el más austral” como lo remarcaron muchxs de ellxs.  Allí, durante tres días, participaron las mujeres, originarias, lesbianas, travestis, trans,  de lo que fueron las  diferentes actividades entre las que se encontraron los más de 70 talleres, ferias, charlas y las variadas propuestas culturales. Además, tuvo lugar la clásica marcha que este año fue multitudinaria y abarcó 50 cuadras de recorrido en la cual se visibilizaron múltiples reclamos.

El cierre  de los talleres se concretó en el autódromo de la ciudad. Allí  se  sintetizaron las demandas que surgieron de los intercambios en pos de construir una agenda que oriente la acción en vistas al próximo encuentro que será en la Ciudad de La Plata, sede elegida por ovación.

Los tres días que duró el Encuentro, se nutrieron de la diversidad de lxs participantxs y los variados recorridos  así como un entrecruzamiento  de distintas generaciones entre las que se encontraban las  chicas más jóvenes  -para las cuales en algunos casos fue su primera experiencia- con aquellas que vienen participando hace 33 años desde su inicio.

Una de las propuestas que surgió este año vino por parte de las mujeres originarias y además  cobró notoriedad por tratarse de un lugar en el que habitan muchas de ellas. El pedido tuvo que ver con la adopción de una nueva denominación de la actividad que pase a llamarse  Encuentro Plurinacional, como una forma de pensar las identidades.

Por otra parte, uno de los hechos que conmovió  fue  la marcha contra los travesticidios que se realizó el día sábado, en el que se  retomó la cuestión de los crímenes hacia las personas travestis y trans. Esta acción cobró relevancia y movilizó a lxs participantxs ya que el caso de Diana Sacayán atravesó el Encuentro por tratarse de un año en el que fue  reconocido por la justicia  que el asesinato de la activista travesti se trató de un crimen de odio de género.

Por otro lado, la demanda en torno al pedido de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo fue otro de los ejes que atravesó el 33º Encuentro y al que se le destinó un espacio especial para que se realice el taller en la sede de la Universidad de la ciudad, de manera que ninguna se quede afuera del debate. En otro orden, la cuestión latinoamericana también estuvo presente con un mesa de debate el la Plaza Centenario, en el que se expusieron las distintas preocupaciones en torno a la consolidación de una mirada conservadora en la región.

En la previa y durante el desarrollo de las actividades, hubo hechos de intimidaciones y amenazas. Micaela, periodista de Feminacida repasó que “la situación fue difícil. Hubo mucho mensaje desde los medios de comunicación de meter el miedo, de decir no salgan de sus casas,  no habrán los negocios, esto estaba muy instalado. Una hora antes de la marcha principal la comisión ya había avisado que no estaban dadas la condiciones para que la marcha se llevara adelante con normalidad”. Al finalizar el recorrido, en horas de la noche, “cayó una camioneta con policía de civil, se llevaron compañeras, les pegaron, las metieron adentro de una camioneta sin informarles absolutamente nada y se las llevaron por varias comisarias hasta que las dejaron en una. Fue una situación tensa”. Las detenidas fueron liberadas recién después de unas cuantas horas.

Al respecto, Giselle Santana, integrante de ATE INTI, contó que sufrió agresiones y robos. “En la Escuela 174  entraron a robar, nos sacaron todo mientras  estábamos en la plaza siendo parte de las actividades culturales que se desarrollaron después de los talleres. Robaron 53 bolsos. Nos sacaron todo, volvimos con lo puesto”, señaló y agregó que  “algo así no se hace sin cierta logística y sin duda tuvieron mucho tiempo para hacerlo porque la policía nunca apareció en ninguno de los casos de las agresiones, Era completamente tierra de nadie”. Para Santana lo que vivió se suma a otra  serie de hechos como “la represión tras la marcha,  lo que fue en general la falta de transporte público esos días, la asignación a las mujeres de una plaza secundaria que no tenía luces y con solo  cuatro baños químicos”. Por lo que sostuvo que se trató de  “un boicot activo” que pretendió atacar al encuentro “desde el Estado y sectores reaccionarios que se negaban a que el Encuentro se hiciera en la ciudad de Trelew”.

A pesar de esos hechos, Micaela del medios Feminacida, destacó la participación que tuvo la comisión organizadora de Trelew ya que para muchas se trató de su primer Encuentro. Asimismo, resaltó  el recibimiento de las ciudadanas del lugar al paso de la marcha por las calles del barrio. Por su parte, celebró la elección de La Plata como ciudad del próximo encuentro. “Es un triunfo político muy importante para este movimiento feminista, es ponerle un stop a las políticas que esta poniendo Macri. Es muy rotundo ese posicionamiento”, sostuvo.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *