El ajuste con balas entra

PH Juan Pablo Barrientos (Viojf) para Revista Cítrica

Una cacería. La policía Federal junto la Metropolitana reprimió a la multitud que se manifestó este miércoles frente al Congreso para rechazar un presupuesto 2019 delineado según las recetas del Fondo Monetario Internacional. Entre referentes sociales, sindicales, trabajadorxs y periodistas hubo un total de 27 detenidos. Muchxs de ellxs, emboscadxs a varias cuadras del palacio legislativo.

“Hay una firme decisión del gobierno de reprimir”, afirmó Francisco Banegas, trabajador de Astilleros Río Santiago de La Plata en diálogo con En Tránsito. “En una marcha pacífica hubo una represión a mansalva.  Nosotros teníamos los micros esperando en 9 de Julio e Independencia. Los compañeros fueron perseguidos hasta ahí. Los servicios de inteligencia que también se filtraron en Astilleros son los que están mandando al frente a los compañeros”.

Lxs detenidxs fueron liberados durante la madrugada del jueves de distintas comisarías del centro porteño. Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora manifestó su preocupación y consideró que se trató de “una represión inusitada y programada de una manera inmoral, con esa montaña de piedras como diciendo ‘acá está servido esto para que tiren total los vamos a reprimir”.

La marcha fue convocado por un amplio arco político, social y sindical en descontento por el presupuesto girado por el gobierno de Mauricio Macri, proyecto que promete una reducción en la partida asignada en servicios sociales por un 6 por ciento, en educación y cultura del 23 por ciento, en vivienda y urbanismo del 48 por ciento. Además del 20 por ciento en promoción y asistencia social, del 8 por ciento en salud y del 17 por ciento en ciencia y técnica.  En medio de la represión, y por el agitado reclamo de varios diputados, el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó obligó al Secretario de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro a dar explicaciones ante todo el cuerpo legislativo. “No me fui de la comisaría hasta que no vi a todos”, contó Norita Cortiñas. “No me podía ir. Los chicos fueron muy golpeados. Las chicas también, con saña. Además, haber visto al Secretario de Seguridad… realmente un mentiroso, un cínico. Me daba vergüenza escuchar a este tipo divagar mientras afuera se reprimía. Es una persona realmente hipócrita apañado por el gobierno”.

Ismael Jalil, abogado de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, consideró que la represión respondió a una decisión política de “sacar a la gente a como dé lugar y generar una serie de detenidos para justificar después el tremendo desastre que habían armado” y advirtió que de continuar esta política represiva “en cualquier momento puede ocurrir una muerte”. “Se ha detenido gente en las cercanías de la plaza Constitución. Y todos sabemos la distancia que hay entre la Plaza de los dos Congresos y la plaza Constitución. Se ha vaciado la plaza y se la ha barrido a la gente con tiros del grupo de apoyo motorizado de la policía que iban disparando a medida que íbamos corriendo y alejándonos de la Plaza de los dos Congresos. En ese contexto el poder político determinó que haya detenidos. Cazaron a compañeros y compañeras que han estado en la movilización y también a gente que no había participado de la movilización. Por ejemplo el chico turco que venía de La Plata”.

Jalil se refiere a Anil Barán, un ciudadano turco que desde hace dos años vive en Córdoba y que había llegado este miércoles al centro porteño para realizar un trámite en la embajada de Turquía. “De pronto vi que venían unos 20 o 30 policías de frente y me fui por la calle Humberto Primo, ahí me dispararon dos o tres policías desde atrás, me tiraron al piso y me ataron las manos con una cinta. Después me llevaron con otras personas”, explicó Anil a Página 12. Lo mismo sucedió con los venezolanos Víctor y Felipe Puelo, y con el paraguayo Luis Fretes. Vanagloriada de su maldita policía, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich junto al Ministro del Interior Rogelio Frigerio salió rápidamente a defender la mano dura y a pedir la inmediata deportación de los ciudadano extranjeros. “El gobierno de Macri, los medios hegemónicos y la llamada oposición peronista de los Pichetto y compañía están cumpliendo una instrucción muy clara que le bajan del pentágono y que es de las guerras de baja intensidad que hay que decretarlas contra todos los conflictos sociales, contra las crisis, contra la protestas pero también contra los conflictos étnicos y los migrantes. No es casual que esta caterva pichona de Bolsonaro como lo son Patricia Bullrich, Rogelio Frigerio y el propio Pichetto a decir que había que deportar a cuatro trabajadores extranjeros que fueron detenidos el miércoles”, indicó Jalil.

Después de 17 horas de debate y en medio del escándalo que significó, otra vez, la brutal represión, el gobierno nacional obtuvo media sanción al presupuesto 2019. ” Este presupuesto va en contra de los intereses del país y a favor del FMI”, consideró Banegas. Mientras que Norita Cortiñas sostuvo que este proyecto es una entrega de la soberanía nacional, las riquezas y la posibilidad de una vida digna. “Mientras no quieran escuchar a los trabajadores, el país va en un retroceso total hacia la pobreza”.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *