Al fin ¡libertad!

 [Por Nadia Desimone] Tres palabras: Agustín Santillán libre. Solo tres palabras bastaron para que el lunes 23 de octubre se tiñera, por un rato, de alegría.

La noticia llegó a través de hermanos originarios de Formosa. Agustín, referente de la comunidad wichí de Ingeniero Juárez, estuvo preso durante más de seis meses, acusado de robo y atentando contra la autoridad, delitos que no pudieron comprobarse. Junto con Agustín se encontraba detenido también con prisión preventiva Víctor Hugo Delgado.

Agustín fue detenido en abril de este año, en el marco de una causa por un enfrentamiento en el cual asegura que no estuvo presente. La libertad de ambos dirigentes se logró gracias a la lucha constante de la comunidad, quien se organizó para difundir, a través de los medios comunitarios y redes sociales, lo que estaba sucediendo con ambos

Tanto Agustín como Víctor aseguran que todo esto responde a un plan que tiene como objetivo principal amedrentar la resistencia originaria: los dos son incansables defensores de sus raíces, su cultura y cosmovisión, y han denunciado los avallasamientos por parte del gobierno provincial sobre el territorio indígena.

El dirigente tiene aún una serie de causas que aseguran, han sido armadas. Es por esto que su representante legal le ha recomendado estar atento a ello, ya que podría provocarse un nuevo encarcelamiento. Así y todo, que Agustín haya recuperado la libertad junto a su compañero, es una pequeña conquista que debe ser celebrada.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *