Caravana por los DDHH en El Palomar: “Se construyó un aeropuerto comercial donde salían los vuelos de la muerte”

La situación actual de los espacios  de memoria y de aquellos que funcionaron como lugares donde se torturó y desapareció a personas en la última dictadura fue uno de los ejes de la 9° Caravana por la Memoria, la Verdad y  la Justicia.

El recorrido por los centros clandestinos de la Subzona 16, finalizó en la Brigada Aérea de El Palomar, hoy en el centro de la discusión por la instalación de un aeropuerto comercial para vuelos low cost.

Alejandra López, integrante de la Asociación Seré por la Memoria y la Vida,  sostuvo que “lo que denunciamos es que de ahí salían los vuelos de la muerte y  ahí se empezó a construir  el aeropuerto  sin hacer ningún tipo de consulta a los organismos de derechos humanos ni revisar el estado del lugar”, indicó. Si bien contó que lugar ya se encuentra señalizado por los organismos  de Derechos Humanos, todavía no se consiguió que sea nombrado como Sitio de Memoria. Para ratificar y visibilizar este reclamo, el recorrido de la caravana finalizó allí.

 

Por su parte, Hermann Von Schmeling, hijo y hermano de desaparecidos, se refirió también a lo que catalogó como “aeropuerto trucho”. “Hoy lo venimos a repudiar. Y lo hicimos en distintas instancias formales reuniéndonos incluso con funcionarios que no nos han hecho caso. Seguimos repudiando sobre todo porque la Base Aérea fue un centro clandestino de detención. De allí salieron vuelos de la muerte eso está probado en un causa que terminó en 2015”, apuntó.

A su vez, comparó la situación de la Base aérea de El Palomar con la situación de  Campo de Mayo, que el gobierno nacional pretende transformar en Parque Nacional. En relación con ese lugar, Von Schmeling sostuvo que allí hubo “muchísimos compañeros que fueron acribillados y que pueden estar sus restos en ese lugar. Por eso la decisión de hacer un parque y anunciarlo de esa manera liviana sin nombrar que allí se torturó, se masacró y se hizo parir a compañeras y que se quedaron con  sus hijos es un falta de respeto a la memoria histórica, a la memoria de los desaparecidos y a los familiares”, declaró.

 

En el mismo sentido, Teresa Sabbatella, integrante de la Asociación Seré por la Memoria y la Vida, asemejó  Campo de Mayo con la Base Aérea. “Quieren terminar con un lugar donde Iris Avellaneda  dice que estuvo su hijo y que de ahí salió el vuelo de la muerte”, en referencia al Negrito Floreal Avellaneda, un chico de 15 años, asesinado por la dictadura en 1976 en lo que se conoció como “vuelos de la muerte”

 

En tanto, Zoraida Martín, detenida desaparecida de la Subzona 16,  dijo que la justicia desoye las denuncias de los organismos. La mujer se refirió a la inspección ocular que, recien iniciado el 2018, la jueza federal Martina Isabel Forns realizó en la Base Aérea de El Palomar. “La gente del Ministerio de Transporte de la Nación se burlaba en nuestra cara diciendo que no le importaba,  o sea, que ese no era su tema.  Ese es el concepto que tiene Macri. Yo esto lo dije en Mansión Seré diez días antes de la elección y me costó el puesto de trabajo. Para ellos nosotros somos un curro. Pero nosotros realmente tenemos un compromiso de vida con la historia”, afirmó.

 

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *