Con los votos de Cambiemos, se rechazó la emergencia educativa en Morón

En un marco donde las escuelas de Morón tienen el gas cortado, problemas con la electricidad, techos y mamposterías que se caen y viandas deficientes; en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante se rechazó el proyecto de ordenanza para declarar la emergencia en infraestructura y servicio alimentario escolar. La votación resultó con 12 votos negativos, todos del bloque de Cambiemos, 11 a favor, de los bloques opositores y una ausencia de parte de la edil Karina Godoy, del PJ.

La propuesta fue redactada en conjunto por los bloques opositores luego de reunirse con docentes y padres de las escuelas afectadas del municipio. El proyecto de ordenanza, ingresado sobre tablas bajo el expediente número 80313/18, establecía que se declare en el distrito de Morón la emergencia en infraestructura escolar y en la situación del SAE por ocho meses. En términos operativos, la iniciativa proponía que el Ejecutivo local y la Unidad Educativa de Gestión Distrital determinaran las obras prioritarias que debían realizarse y los servicios que necesitaban intervenciones, para garantizar que todas las instituciones pudieran culminar el ciclo lectivo con normalidad. A su vez, establecía que el gobierno de Morón enviara un informe mensual a la comisión de Salud, Educación y Medioambiente del HCD para monitorear los avances. El proyecto buscaba también legislar sobre los recursos disponibles para las obras,  y en ese sentido estipulaba  que el Fondo Nacional Educativo se destine íntegramente a las mejoras de infraestructura.

En su alocución, Leandro Ugartemendía, jefe de bloque de Cambiemos, mencionó los motivos por los cuales su espacio político no acompañó la ordenanza. En ese sentido consideró que la emergencia “no es necesaria” y que “llega tarde”. A su vez, el radical Rolando Moretto expresó que había sectores de la oposición que hacían “utilización política” de la iniciativa.

Sandra Yametti, concejala del GEN, respondió los dichos del oficialismo y, ante las acusaciones a los concejales que formaron parte de la gestión anterior, señaló que no lograba entender “por qué que alguien no haya hecho algo, habilita a que otros no lo hagan ahora. Me resulta chocante porque perdemos el fondo de la cuestión, que es el estado de las escuelas. Yo puedo pertenecer a cualquier partido político, pero no puedo decir una cosa por otra”.

A su vez, lamentó que el bloque de Cambiemos rechazara la iniciativa porque “nos parecía una herramienta absolutamente necesaria, no es una chicana. Es una herramienta de gestión que estábamos dispuestos a sancionar antes de que llegue la propuesta de adherir a la emergencia provincial”.

Por su parte, el edil Hernán Sabbatella remarcó que “mientras sesionamos hay 22 escuelas que no tienen gas” y otras que están “viviendo situaciones de gravedad edilicias”, lo que “atenta contra la calidad de la educación pública“. Hizo hincapié además en la falta de transparencia por parte del ejecutivo, ya que “la comunidad educativa, las autoridades, los padres no pueden acceder a las intervenciones” que se hacen en materia de infraestructura; “no se dice a quién se la adjudicó, no se dice el monto, no se dice el detalle de la obra. ¿Por qué no se le permite a los gremios y docentes conocer la intervención del estado en la escuelas?”, expresó.

En cuanto al Sistema Alimentario Escolar, el jefe de bloque de Unidad Ciudadana cuestionó que lo hayan municipalizado. “Lo sacaron del Consejo Escolar, para dárselo a una empresa amiga sin garantizar la calidad de la comida que le brindan a los pibes y pibas, y partieron las compras en tres para evitar la licitación pública”, sentenció.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *