Denuncian aumento de plomo en sangre por contaminación de la empresa Klaukol en la Matanza

Un grupo de vecinos autoconvocados contra la empresa Parex- Klaukol, ubicada en Virrey del Pino del partido de la Matanza, realizaron un acampe en la puerta del establecimiento  para denunciar el impacto de la contaminación en la salud de los vecinos provocado por la planta productora de materiales para la construcción. Por otro lado, indicaron que tienen pensado trasladar el acampe hacia la Plaza San Justo y al Congreso de la Nación esta semana.

Susana Aranda, integrante de Vecinos autoconvocados, denunció que hubo un aumento de la contaminación según los estudios realizados por  el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), y la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar). El informe actual  se suma a uno realizado durante el 2014 a varios chicos del barrio, aunque reveló que los datos recientes “en 2017 confirmaron que un chico de dos años que en 2014 tenía 4,03 de plomo en sangre hoy tiene 19,05”. Se trata de menores  que “hoy tienen cuatro añitos, o sea,  que ya le cortaron la vida, no tienen oportunidad, le cortaron la capacidad de estudiar y de ser una persona independiente y esa historia se repite en todos los chicos del barrio”, sostuvo y agregó que mientras tanto  “Klaukol sigue facturando y nosotros envenenados y muriendo silenciosamente. Por eso volvimos a armar el acampe en la puerta de klaukol”.

Además, mostró la impunidad que tienen quienes contaminan. En ese sentido, formuló que “haces un delito y vas preso, estos matan porque tienen dinero y nadie les hace nada”. Otro caso similar que mencionó fue  el que involucra a la empresa Mercedes Benz. Según Aranda, la misma “esta haciendo despidos por problemas de vías respiratorias debido a que sus obreros están expuestos a materiales que son cancerígenos” y que puede dar cuenta a partir de la información provista por la ART, explicó. “Hay 2000 personas expuestas y nadie hace nada, todo el mundo mira para otro lado.  No se toca a fulano porque tiene poder adquisitivo”, aclaró.

“El agua no es potable. Magario dice que si, pero es con metales pesados” al igual que Acumar que se contradice cuando “dice que es potable” y luego envía  los análisis que muestra que esta contaminada, declaró Aranda.  “Hay 16 metales pesados en el agua que vienen por las redes porque no es agua tratada, es agua de pozo. Viene por la vereda agua contaminada”, afirmó y explicó que esos datos están en manos del Juzgado Federal, lo cual hace más grave el asunto al no haber acciones de intervención por parte de la justicia mientras que “hay gente que se esta muriendo y hay chicos que no tienen un futuro”.

Aranda apuntó contra las autoridades competentes  por la desidia frente a los casos de contaminación. “Los legisladores, los representantes del pueblo, dónde están, porque si Acumar que es la Autoridad máxima de la Cuenca Matanza Riachuelo, no hace absolutamente nada, no sé más que hacer”, dijo con tono de indignación. “Klaukol el jueves pasado nos estaba tapando de material cancerígeno y ellos dicen que están dentro de los parámetros.  De 70 obreros de klaukol no quedo nadie vivo, esta no es una fuente de trabajo es una fuente de muerte”, enfatizó.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *