“El decreto vuelve a sentar la idea de instituciones manicomiales en contra de la Ley de Salud Mental”

La modificación de la Ley de Salud Mental a través de un decreto con la firma del Presidente de la Nación  generó el rechazo de los organismos de  derechos humanos y de aquellos vinculados a la defensa de la salud.

En diálogo con En Tránsito, Macarena Sabin Paz, psicóloga y coordinadora del área de Salud Mental del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), se refirió a las modificaciones que se pretenden implementar. “El decreto vuelve a sentar la idea de la instituciones manicomiales en contra del cuerpo de la ley”. Además,  “permite  situaciones de pleno encierro”, con lo cual,  “la persona puede quedar aislada sin recibir visitas de su familia”. Por otro lado, “desnaturaliza la figura del abogado defensor que estaba incorporado en la Ley de Salud Mental”.

“Otro punto preocupante tiene que ver con el órgano de revisión, la Ley de Salud Mental incorporo la figura de un órgano de control que es autónomo y que tiene por finalidad monitorear y vigilar los lugres de encierro, pero además tiene un función importante que es controlar la implementación de la ley. Este nuevo texto  incorpora la figura de una presidencia para el órgano de revisión que estaría encabezado por el Ministerio de Salud de la Nación, por lo tanto, es el poder ejecutivo controlándose asimismo”.

Otro punto alarmante que señaló la coordinadora del CELS fue que “se volvió a plantear hace pocos meses  una resolución que habla sobre las condiciones de habilitación de los lugares de encierro. En algunos puntos habilitan lugares para efectuar electroshock y hasta shock insulínico.  La sola idea de habilitar lugares que permiten la realización de prácticas prohibidas es una gran contradicción”.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *