“El gobierno estuvo detrás del 2×1”

Luego de una semana que tuvo como figura principal a la movilización en contra del 2×1, Martín Piqué realizó su columna semanal en Hormigas en la Cocina (lun a vie de 16 a 18hs) en torno a lo ocurrido en la “Plaza de Los Pañuelos Blancos”. En materia de Derechos Humanos, el periodista asegura que la sociedad ha conformado un “bloque histórico”.

En cuanto Memoria Verdad y Justicia se refiere, el macrismo se vio frustrado en su afán de modificar el significado y la historia de lo que esta lucha significa para la gran mayoría de los argentinos. Martín Piqué define este fenómeno como la conformación de un “bloque histórico” gestionado por los organismos de derechos humanos. “El movimiento de Derechos Humanos ha logrado constituir un bloque histórico. Parte de sus ideas han logrado calar en una mayoría social muy importante, que trasciende incluso al kirchnerismo y a la izquierda. Hay argentinos que no se movilizaron los 24 de marzo pero cuando empezó a circular el fallo de la Corte, mucha gente que habitualmente no se moviliza participó de la protesta. Hay otras cuestiones como las importaciones y los proyectos económicos que están en un terreno de disputa, pero respecto a los derechos humanos hay un pacto social y democrático”.

Desde el nombramiento por decreto de Rosenkratz y Rosatti, pasando por el negacionismo público que expresaron distintos referentes macristas hasta el desmantelamiento de áreas claves para seguir investigando los delitos cometidos por empresarios durante la dictadura, todos forman parte del mismo objetivo: cambiar la visión de lo ocurrido durante el genocidio perpetrado por el Estado entre 1976 y 1983. En este sentido Piqué asegura: “Yo no tengo ninguna duda que el gobierno estuvo atrás de esta medida. No como actor principal, pero sí se sumó sobre. Hay una coordinación con un sector del episcopado. Ese sector de la iglesia tiene una relación tensa con el papa Francisco”. A la hora de definir el rol de cada juez supremo en el polémico fallo, el periodista pone como actores fundamentales a los magistrados elegidos por decreto: “Rosatti responde al Opus Dei, que representa al sector más conservador de la Iglesia, mientras que Rosenkratz es abogado de Clarín. También se especula que el voto de Highton de Nolasco fue una forma de agradecimiento por permitirle seguir siendo jueza luego de los 75 años”.

Ya en otro plano, la empresa Oderbrecht reapareció en la agenda mediática luego de que se conocieran nuevos pagos de sobornos a personas entre las que se encuentra Gustavo Arribas. Piqué explica que el pago de estas coimas tienen el objetivo de “ganar las distintas licitaciones que se concursan en los países donde funcione la empresa”. Al mismo tiempo reparó en que “esta empresa, al igual que una europea o norteamericana, más allá de ser privada, también forman parte de la politica exterior del país de origen”.

 

Escucha la columna de Martin Piqué todos los viernes en Hormigas En La Cocina (Lu. a Vie. de 16 a 18hs)

 

 

 

 

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *