“Detrás del voto electrónico hay un negocio”

La magister en propiedad intelectual y presidenta de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche, dejó al aire de En Tránsito algunas consideraciones sobre el escrutinio de las primarias y el sistema de identificación biométrica que se probó en algunas provincias del norte.

Beatriz repasó que ayer por la noche “hubo polémica por la lentitud con la que se cargaban los datos, la discrecionalidad con los perfiles de datos que se cargaron”.

Además, consideró que lo que pasó en Santa Fe, donde los datos de Rosario, decisivos para definir la elección, se estancaron a la madrugada, muestra como “se hace una muestra de resultados para el prime time de la televisión y los diarios y no para la ciudadanía, que debería ser la prioridad“.

Frente a la demora en la carga de datos oficiales,  algunos funcionarios del oficialismo hablaron sobre la necesidad de la reforma política, que el año pasado quedó trunca en el Congreso, para implementar el voto electrónico.

Con respecto a esto, Busaniche explicó que “es falso que los problemas con el escrutinio se solucionen implementando el voto electrónico”. Esto, “es corroborable fácilmente en las elecciones de Capital Federal en 2015, que fue de las que más tardó, y en el hecho de que emitir el sufragio con voto electrónico no tiene nada que ver con el procedimiento de carga de datos en el centro de cómputos. Porque una vez que sale el telegrama con la información, eso tiene que cargar y ahí es donde estuvo el cuello de botella o la carga discrecional”, expresó.

Ante estos argumentos, afirmó que no ve “ninguna razón para que argumenten a favor del voto electrónico, pero lo seguirán haciendo porque detrás de eso hay una gran negocio“.

Por otra parte, la presidenta de Via Libre se refirió al sistema de identificación biométrica que se probó en algunas localidades de Salta, Chaco, Misiones, Formosa, Corrientes y Jujuy. Beatriz comentó que “el Ministerio de Seguridad puso en marcha un operativo para impedir que vinieran ciudadanos argentinos a la frontera norte. Fue el operativo de control biométrico de la identidad de votantes en poblaciones fronterizas. Este tipo de control, es tratar de disuadir al votante que vive afuera para que no venga a votar”. Para ella, este sistema “ratifica una visión racista y es una falta de respeto a la calidad del voto del norte”.

Escuchá la nota completa acá:

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *