La organización comunitaria El Transformador que colaboró en la organización del Festival Cultural y Colecta Solidaria Vamos lxs pibxs y que además será destinataria de una parte de las donaciones se manifestó en alerta por el vencimiento del plazo para que el Estado expropie definitivamente la Casona ubicada en Caseros y Llavallol (Haedo).

Daniela, integrante de El Transformador, explicó que la ley se sancionó hace 5 años y el inmueble deber ser expropiado. Para ello, el Estado debe comprar el bien abonando el valor a la familia dueña del inmueble y cederlo a la organización social.

Sin embargo, hasta el momento no hubo voluntad por parte de la provincia de Buenos Aires para hacer efectiva la ley y el plazo vence este año entre los meses de septiembre y octubre.

 

Además, Daniela comentó que “hay un contexto social, político y económico de ajuste que nos atraviesa a todos, hay menos acceso a la alimentación y el sistema de salud está colapsado”

También agregó que “las organizaciones estamos laburando con menos recursos y con mucha mayor demanda y necesidad. A esto se le se suma que hay un contexto represivo y mayor presencia de las fuerzas de seguridad en el territorio que tiene como objetivo y tarea, disciplinar a los pibes y las pibas.”
Daniela detalló cuál es la tarea de la organización: “en el Oeste se labura más en calle y en el sur tenemos un centro comunitario en el Barrio Obrero de Lomas de Zamora lindero al Riachuelo”. Allí hay dos problemáticas principales que son la contaminación y el déficit habitacional debido a la falta de infraestructura en donde las viviendas carecen de servicios básicos.