La Cruz del Sur brilló fuerte en el Oeste

                       Foto: FB/Empo

[Por Nadita Desimone] La celebración de la Chakana (Cruz Andina o Cruz del Sur), es una de las festividades más importantes y representativas del calendario andino. Desde hace siglos, entre el 2 y 3 de mayo, indígenas de Abya Yala – América Latina – se reúnen en sus centros ceremoniales para homenajearla y agradecerle.

Desde el 2015, el Espacio por la Memoria de los Pueblos Originarios – E.M.P.O, convoca a toda la comunidad, junto con músicos y hermanxs originarios, a sostener y replicar esta costumbre antigua. Por esto, el domingo 6 de mayo desde el mediodía, convocadxs por la Comunidad de Sikuris de Morón, se dio cita en el Predio Quinta Mansión Seré en Castelar, partido de Morón, para llevar a cabo la Fiesta andina del encuentro y  la reciprocidad.

El símbolo de la Chakana (“Puente a lo alto”) encierra en sí mismo múltiples significados y representaciones: las estaciones del año, los puntos cardinales, los ciclos agrarios, las celebraciones más destacadas, la relación entre el hombre, la mujer y el entorno, entre otros. Es durante los primeros días del mes de que puede verse esa constelación brillando más intensa en el firmamento.

Durante la ceremonia se homenajeó con música sikuri y ofrendas alrededor del fuego sagrado a Luis Ampuero, dirigente oriundo de Bolivia, poseedor de profundos saberes ancestrales, quien realizó por años esa misma ceremonia en distintos puntos de la provincia, que partió a otro plano a comienzos de este año. Luis supo ser compañero de vida de Teresita Cruz, coplera jujeña, alumna de Leda Valladares y es hoy directora de la comparsa de coplerxs del EMPO “Encuentro Raíz”.

Luego de esa intervención cargada de emoción y nostalgia, pero también de mucha energía, se dio paso a las bandas de sikuris, bailarinxs y coplerxs que se sumaron a la actividad, llegando a convocar a más de 300 personas en el transcurso de la tarde. La jornada contó también con la ya reconocida feria de artesanxs que aportan no solo su arte en cada encuentro, si no también, las manos necesarias para sostener y acompañar en cada cosa que se necesite. Porque si algo se vio durante todo el encuentro fue el trabajo en equipo, de forma comunitaria y sostenida, se presenta como una alternativa saludable y responsable ante los tiempos que nos tocan transitar.

El Espacio por la Memoria de los Pueblos Originarios de Morón,  se encuentra ubicado en Santa María de Oro 3530 – Castelar.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *