“La huelga general es un momento de liberación de los trabajadores”

A partir de los recientes hechos (el retiro de los trabajadores de la planta gráfica que mantenían tomada desde hacía más de ochenta días en defensa de sus puesto) de lo que es el conflicto de AGR-Clarín, se hace necesario sumar elementos al análisis del actual contexto de conflictividad social que se ha incrementado fuertemente desde marzo.

Precisamente el mes pasado, después de numerosas y multitudinarias movilizaciones en las que hubo una fuerte presencia de organizaciones de trabajadores, concluyó con una marcha de ambas CTA el jueves 30. Luis Campos, Coordinador del Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, pasó por el aire de En Tránsito para dialogar sobre la misma y del paro nacional que se realizó el jueves 6 de abril.

El comienzo del año estuvo cargado de acción y en él confluyeron muchas de las cuestiones que se venían acumulando en el último tiempo y que en Marzo se explicitaron, dando lugar a  uno de los meses más conflictivos de los últimos años.

Campos explicó que se conocieron datos oficiales que confirman una caída, a lo largo de 2016, de un 6% del salario real de todos los trabajadores privados registrados, que son aquellos que tienen los mejores niveles de protección y que están cubiertos por las paritarias.

Además agregó que “el mercado del trabajo no termina de repuntar en cuanto a la creación de puestos, el año pasado hubo una fuerte destrucción del empleo en el primer semestre y en el segundo no se destruyeron pero tampoco se crearon.” Sumado a esto, “el 30 por ciento de la población está viviendo con ingresos por debajo de la línea de pobreza”.

En este marco, el punto máximo fue la huelga general que se realizó el pasado jueves, convocada por la CGT pero a la que se terminaron adhiriendo todas las centrales y organizaciones sindicales. la misma fue un momento en el que se aglutinaron todos los movimientos y conflictos que se vinieron desarrollando en lo que va del año.

Ante este panorama, y un gobierno que se ha mostrado más predispuesto a comprender y favorecer a las patronales que a los trabajadores, las medidas de fuerza se vuelven una herramienta fundamental para llevar adelante la lucha y para darle cohesión interna al movimiento obrero, como expresó Luis Campos: “La huelga general es una herramienta a la cual venimos recurriendo hace mas de 150 años y no deja de ser, más allá de las reivindicaciones puntuales, un momento de liberación de los trabajadores, en el cual rompen con las ataduras que implican la obligación de vender su fuerza de trabajo para poder conseguir los recursos económicos necesarios para vivir. Es un cuestionamiento colectivo, independientemente del empleo de cada uno y siempre tiene un carácter político.”

 

 

 

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *