La protesta pedagógica

El 16 de septiembre se cumple un nuevo aniversario de una de las noches más negras que vivimos en la Argentina a partir de Marzo de 1976. Ese año, diez estudiantes secundarios de entre 14 y 17 años de la Escuela Normal nº3 de La Plata fueron secuestrados tras participar en una campaña que tenía como fin un derecho: el boleto estudiantil. El operativo fue realizado por el Batallón 601 del Servicio de Inteligencia del Ejército y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, dirigida en ese entonces por el general Ramón Camps, quién calificó al suceso como la lucha contra “el accionar subversivo en las escuelas”. Hecho recordado como “La noche de los lápices“.

En agosto de 2010 estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos Aires realizaron la toma de los edificios donde se dictan las clases de su formación académica. Reclaman mejoras edilicias y más presupuesto para educación. La lucha comenzó en el Mariano Acosta, luego por solidaridad y coincidencia en los padecimientos, se multiplicó a más de veinte escuelas porteñas. La respuesta de lxs funcionarixs del Ministerio de Educación de la ciudad, que había sido nula en las instancias de diálogo previas a las tomas, no se hizo esperar; una resolución pedía que las autoridades de los colegios tomados confeccionaran listas de lxs alumnxs que participaron de las medidas de lucha.

Sabemos que la educación es un proceso constante y que no sólo se desarrolla a través de los contenidos de los programas educativos.

Está claro qué educación quieren, y por ende, qué sociedad proyectan los jóvenes secundarios de ayer y de hoy. Está claro qué educación quieren y qué ciudadanxs pretenden los personeros de la derecha argentina de ayer y de hoy. El tiempo pasa. Los sueños y las utopías quedan.

La lucha por justicia, igualdad, solidaridad y fraternidad es fundamental en la educación de lxs argentinxs para, entre otras cosas, no volver a las pesadillas de las noches negras de la historia de este bello pueblo. Ya lo decía Violeta Parra: ¡Que vivan los estudiantes!

Campaña Educación – Protesta pedagógica

Compartí esta nota

Reddit