“Las pobres queremos un aborto legal, seguro y gratuito”

Johana es referente de la Casa de Género de la Villa 31 e integrante de La Poderosa. Se acercó al Congreso de la Nación porque los senadores hablaban de ellas, “las pobres”. 

“Tengo 40 de fiebre. Prácticamente me tomé una tableta de ibuprofeno. Estaba en mi casa caminando por el techo prácticamente. Le dije a mi hermana ‘no puedo más’ y nos vinimos”, relata Johana a En Tránsito. “Estaba llorando porque los senadores hablan por nosotras, las pobres. Dicen que nosotras no abortamos y que es un privilegio para nosotras tener un hijo. Un monton de barbaridades”.

En el marco de la discusión por la interrupción voluntaria del embarazo, Johana cuenta que “en el barrio el aborto era tabú. Nosotras nos ponemos a discutir en la casa de las mujeres, con amplios pensamientos y posturas. Ganamos cuando una compañera que decía defender ‘las dos vidas’, empezó a tener información, a discutir, a tener empatía por la otra y comenzó a decir otra cosa: ‘yo no lo haría pero respeto la decisión de la compañera’. Con eso ganamos un montón”.

Johana invita a hacer historia en las calles. “Si no quieren hacer historia con nosotras allá adentro (por el Congreso) la estamos haciendo acá afuera”, dice y agrega que “tenemos la suerte de estar acá como organización. En el barrio no tenemos información. No tenemos cómo llegar al debate. El debate se instaló por la clase media alto, por compañeras que estuvieron en la lucha. Nosotras no pudimos estar no porque no quisiéramos sino porque había otras prioridades que saldar. Recién bajé del subte y me empezó a palpitar el corazón fuerte. Dije ‘estamos acá, estamos nosotras por las que hablan siempre. Hoy nos toca hacer historia. Vamos a seguir discutiendo, poniendo nuestras voces para que se den cuenta que las pobres queremos un aborto legal, seguro y gratuito“.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *