Matar al cine nacional: Avelluto, INCAA y el desfinanciamiento de la cultura

foto: @PabloMacFly

En su plan sistemático para desmantelar la cultura, el gobierno de Mauricio Macri y los medios hegemónicos cargaron contra el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), en esta oportunidad buscaron instalar al Instituto como un nicho de corrupción.

En un informe presentado en televisión por Eduardo Feinmann, se denunció al ente como un nicho de corrupción en el cual se veían envueltos tanto su director, Alejandro Cacetta, como el rector de la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, dependiente del INCAA), Pablo Rovito.

La documentalista Virma Molina habló con “En Otras Palabras” y definió como una “operación mediática” el informe presentado por el periodista sobre supuestas denuncias de corrupción en el INCAA.

Molina, aseguró que esta operación genera una “reacción en cadena” que busca “sembrar en la comunidad la idea de  que el INCAA es corrupto, que hay que intervenirlo y de que algo esta funcionando mal en el cine argentino”.

La cineasta también se mostró preocupada por el financiamiento del cine nacional y su autarquía: “vemos en peligro el  fondo de fomento. Es inminente la intervención del Instituto, ya lo dijo el Ministro de Cultura de la Nación (Pablo Avelluto)”. 

Sin embargo, Molina sostiene que el objetivo real no es combatir la supuesta corrupción: “Esta operación no es contra Cacetta (quien fue elegido por Avelluto para ocupar el cargo de director del INCAA) sino contra el Instituto de Cine. Primero dicen que van a intervenir por la corrupción y después dicen que Cacetta es un hombre transparente. Esta nube de humo que sembraron se quiere utilizar para ir por el fondo de fomento y la industria del cine”. Finalmente, sentencia: “Intervenir hoy el instituto significa paralizar la industria. Es decir, matar al cine nacional”

Juventud cineasta

Los fondos que hacen posible la autosustentabilidad del INCAA a través de distintos impuestos, también financian a la ENERC (Escuela Nacional de Experimentacion y Realizacion Cinematográfica), para que centenares de jóvenes puedan estudiar cine gratuitamente en todo el país.

Por su parte, Guillermina Viegas, estudiante de la ENERC, explicó en el programa “Qué Miras”,  que “no vienen por personas, vienen por los fondos del INCAA” y aseguró que “un gobierno que arrasa con la cultura constantemente” limita la comunicación y la libertad de expresión, ya que  “El cine es un medio de comunicación y de expresión. Lo que se esta recortando es eso también. No solo hacer películas”.

A su vez, resaltó la apertura de varias sedes de la Escuela en distintos puntos del país durante los últimos años y mostró su preocupación porque estas dejen de funcionar si se afecta el financiamiento ya que perderían “La plata con la que un montón de pibes y pibas estudian cine gratuitamente”.

Como consecuencia de todo lo sucedido se realizó, casi de improviso, una “asamblea multitudinaria e histórica” donde más de mil personas de todos los sectores del cine nacional se manifestaron en contra de lo ocurrido.

“Tenemos que luchar por la educación  pública, por la cultura y unificar las luchas, porque sino, no hay forma de salir adelante”, concluyó.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *