Medios comunitarios en defensa de los Derechos Humanos

En el marco de la programación especial por los 30 años de En Tránsito, primera radio cooperativa del país, Pablo Pimentel, presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza, Ayelén Aguilar, integrante de H.I.J.O.S Zona Oeste y Hermann Von Schmeling, de la Asociación Seré por la Memoria y la Vida analizaron aspectos vinculados a los Derechos Humanos y la incidencia de los medios de comunicación comunitaria en su promoción y protección.

“Habíamos tenido un nivel de participación pública grande cuando desde el Frente Opositor al Servicio Militar Obligatorio nos llamaron de muchas radios y FM En Tránsito también”, recordó Pimentel sobre su articulación con la radio. Además, agregó que “cada vez que hay una movida o un conflicto territorial en nuestra zona Oeste ustedes nos llaman. Tienen un alcance ético, moral, una línea de pensamiento desde hace 30 años. En forma cooperativa ustedes están marcando que se puede hacer periodismo y comunicación de una forma libre y sin ataduras”.

 

Por su parte, Ayelén Aguilar destacó los “30 años de comunicación alternativa, de cooperativismo, de formas diferentes de combatir contra los medios hegemónicos. En Tránsito e H.I.J.O.S Zona Oeste articulan territorialmente desde hace años. “Siempre decimos que son una organización hermana, compañeros que comunican y que desde la palabra luchan con nosotros por vida digna para todos y todas que es, justamente, nuestra militancia concreta”.

 

Respecto a la actualidad, Pimentel alertó sobre el incremento de la violencia institucional. “La APDH siempre ha tenido un rol presente ne los casos de violencia institucional, con organización de villas, con pueblos originarios desde su fundación. Pero en estos 18 meses se ha redoblado la violencia y eso es un dato de la realidad.  Hay más violencia institucional, más mala praxis de las policías locales, violencias en los desalojos, acciones disciplinadoras hacia los pueblos ilegales empezando por la detención ilegal de Milagro Sala y ahora la detención del joven mapuche Facundo Jones Huala que ha tenido el tupé de haberse organizado en la recuperación de las tierras ancestrales”.

 

Por su parte, Ayelén Aguilar, abordó el desarrollo de las políticas en materia de DD.HH y cuestionó el intento de “reconciliación” con las Fuerzas Armadas. En este sentido, se refirió al desfile militar por el Día de la Independencia previsto en Morón y en Merlo. “Nosotros no podemos pensar en la reconciliación con los genocidas y no podemos pensar que una fecha patria, importante para el pueblo esté vinculado a los militar”, sostuvo Ayelén y agregó que “Menéndez (intendente de Merlo) plantea una actividad en la que toca La Nueva Luna. Un lugar festivo con los militares y el culto a las armas, circulando por la plaza en la que juegan nuestros niños. Es terrible la figura a la que quieren volver, con esta idea de reconciliación”.

 

La Casa de la Memoria y la  Vida, ubicada en el predio donde funcionó el primer centro clandestino recuperado en Latinoamérica, cumplió recientemente 17 años. “Sara Steimberg, Madre de Plaza de Mayo, fue la que propuso que se llame Casa de la Memoria y la Vida, actualmente sede de la Dirección de DDHH”, destacó Hermann Von Schmeling, integrante de la Asociación Seré por la Memoria y la Vida. La Casa de la Memoria y la Vida trabaja en la construcción de la memoria colectiva pero, también, en la promoción de políticas públicas que contrarresten la vulneración de derechos humanos en la actualidad. “Se trató de una iniciativa que se dio en un contexto adverso, de crisis social, política y económica. Faltaban varios años para que se lleve a cabo en todo el territorio nacional políticas de derechos humanos, reivindicaciones sociales, memoria, verdad y justicia y la decisión de anular las leyes de la impunidad y comenzar con los juicios de delitos de lesa humanidad”. El trabajo de organizaciones sociales, organismos de Derechos Humanos, medios locales y el acompañamiento de una política pública del Estado municipal permitió que en el 2008 se llevara adelante el primer juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ex Mansión Seré y, en el 2015, el juicio por los crímenes ocurridos en el Circuito represivo de la Subzona 16.

 

 

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *