Militares en seguridad interior: “El objetivo es el uso directo de las Fuerzas Armadas para reprimir la protesta social”

Desde un ex centro clandestino de detención, Mauricio Macri anunció ayer que romperá el acuerdo que se sostiene desde el retorno de la democracia sobre el rol de las Fuerzas Armadas y las incluirá en la “seguridad interior”. Esta decisión trajo consigo el amplio rechazo de distintos sectores de la sociedad. Organizaciones sociales y organismos de derechos humanos convocaron a movilizarse el jueves al Ministerio de Defensa para decir “Fuerzas armadas represivas: nunca más”.

Esta mañana, se publicó en el Boletín Oficial el decreto 683/2018, que modifica el 727/2006, resolución que reglamentaba la Ley de Defensa Nacional. El decreto firmado por Macri y Aguad cambia las implicancias de las Fuerzas Armadas. El artículo 3 de la norma sancionada en 2006 estipulaba que el Sistema de Defensa Nacional no podía contemplar en sus actividades, adiestramiento, o tareas de inteligencia a la seguridad interior. Sin embargo, la normativa del gobierno de Cambiemos deroga este artículo y dictamina que las Fuerzas Armadas, a partir del criterio de Ministerio de Defensa, se integren operativamente como apoyo logístico a las Fuerzas de Seguridad.

Consultada por En Tránsito, María del Carmen Verdú, abogada de CORREPI, expresó que esta decisión del gobierno -anunciada como una “reforma de las fuerzas armadas”- busca, lisa y llanamente, el “uso directo de la fuerzas armadas para la represión del conflicto y la protesta social”.

Incluso antes de oficializarse el decreto que lo permitiría, Macri anunció que movilizarán 10.000 efectivos de las FFAA resguardo de los llamados ‘objetivos estratégicos’; que para la abogada antirrepresiva no son otra cosa que “aquellos ámbitos en los cuales es más inminente el estallido del conflicto social y de la protesta”.

Para las organizaciones sociales, no es casual que este anuncio se haga en el marco del acuerdo con el FMI. Para Verdú, esto da la pauta de que desde el gobierno son conscientes “de que las medidas que vienen tomando para profundizar el ajuste y para garantizar el saqueo, necesariamente van a requerir ese apoyo en materia  represiva frente a la resistencia que vienen sostenidamente manifestando el pueblo trabajador”.

“Necesitamos Fuerzas que sean capaces de enfrentar los desafíos del siglo XXI”, fue una de las frases que dejó Macri en Campo de Mayo. Sin embargo, Verdú puntualizó que detrás de ese discurso modernizador de las FFAA, lo que se lleva adelante es “la inclusión de una fuerza de despliegue rápido, la creación de unidades conjuntas integradas por militares de las tres fuerzas, la incorporación de tecnología y más adiestramiento, lo que anuncia el incremento del entrenamiento y la provisión de recursos represivos por parte de EE.UU”.

Para Verdú, esta decisión “lejos de desarticular la protesta debe fortalecerla”, y en ese sentido es que también los organismos de derechos humanos estarán en la calle, una vez más, para repudiar que se modifiquen los acuerdos en torno a las FFAA.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *