Moreno: Escrache a un genocida que vive en el barrio

Organismos de Derechos Humanos del Oeste escracharon al represor Adolfo Kushidonchi, ex  Director de la cárcel de Coronda y ex integrante de Gendarmería, quien cumple prisión domiciliaria en un edificio ubicado sobre la calle Mitre en Moreno Centro.

De la movilización participaron Organismos de DDHH, como Hijos Zona oeste, Asociación Seré por la Memoria y la Vida, Moreno por la Memoria, Correpi, agrupaciones docentes, Estudiantes del ISDF N°21 Ricardo Rojas, el Frente de Organizaciones en Lucha, organizaciones culturales y políticas, entre otros. La actividad además contó con el apoyo de la Secretaria de Derechos Humanos del Municipio de Moreno.

Un grupo nutrido de personas recorrió las calles al grito de “cárcel común perpetua y efectiva, ni un solo genocida por los barrios de Argentina”, entre otros cánticos. Además se señalizaron aquellos lugares vinculados a los actores que formaron parte de la dictadura en el distrito, así como el frente de la casa del represor a través de carteles.

Entre los participantes estuvo Antonio Fernández, ex preso de la cárcel de Coronda en la Provincia de Santa Fe durante la última dictadura militar, etapa  en la que Kushidonchi  se desempeñó como Jefe de Gendarmería de la institución. “Nosotros sufrimos toda su política de intentar destruirnos. Él planteó en todo momento que de esa cárcel salíamos muertos o locos”, contó, y además agregó que para cumplir con ese objetivo, el genocida llevó a cabo “una política de encierro total y de aislamiento” tanto hacia el exterior como entre los detenidos. “La idea de él era que no tengamos contacto con nada de lo que pasara por fuera, ni contacto con nuestro familiares. Tanto es así que durante todo su período en la cárcel, muchos de nosotros fuimos sacados del penal para ser torturados en la Comisaría 4ta de la zona de Santa Fe”, lugar que hace poco tiempo fue considerado como sitio de memoria por la Provincia.

Antonio, sostuvo que como colectivo de ex presos, junto con sus  familiares  y acompañados por el pueblo de su provincia, vienen pidiendo justicia hace bastante tiempo y como consecuencia de esa lucha hace poco tiempo lograron “que se cerrara la  causa con la condena de los dos comandantes que están vivos”, tal fue el  caso  de Kushidonchi, condenado a 22 años y Gonzaléz, otro de los comandantes, que recibió una pena de  17 años.

Para el ex preso de Coronda,  “no corresponde” que el genocida este cumpliendo la pena en su domicilio debido a que hubo “cuatro compañeros muertos en la cárcel”. De estos, “uno es responsabilidad directa de él porque muere al negarle la posibilidad de remedios para estar en condiciones. Hoy ese compañero está muerto. kushidonchi fue acusado esta vez por muerte”, señaló.

Por su parte, el Secretario de Derechos Humanos del Municipio de Moreno, Emiliano Quinteros, indicó que “Kushidonchi fue Director de Tránsito cuando Julio Assef fue intendente” en el distrito tanto  durante la última dictadura militar como a  comienzos de los ‘90.

Quinteros, explicó que cuando se  conformó la Dirección de Derechos Humanos en el Municipio Kushidonchi fue investigado y que “uno de los primeros datos que se tienen de él salen de la dirección”. Además agregó que “hace dos días fue declarado por el Concejo Deliberante de Moreno persona no grata”. Respecto a esto último, el Secretario de DDHH indicó que se trata “de un triunfo de los organismos de derechos humanos y del  municipio que está a la altura de este reclamo de los organismos”.

Otro de los presentes en el escrache fue la agrupación de Estudiantes Unidos por el ISDF N°21 Ricardo Rojas, línea Blanca y Verde, que sostienen en el Instituto el funcionamiento de una Secretaría de Derechos Humanos. Uno de sus integrantes, Maximiliano Corvalán, expresó que les parece “aberrante que esté  viviendo en Moreno y que se le dé la prisión domiciliaria” y que cuando se enteraron de la existencia de un genocida en el barrio sintieron “la necesidad de denunciarlo y salir a marchar a la calle”.

A su vez, Martín Koczwara, docente e integrante de la Agrupación Bordo y de  Suteba Multicolor de Moreno,  mencionó  que “desde Jóvenes y Memoria ya hace muchos años  que venimos llevando adelante actividades  relacionadas con la marcación de sitos que fueron Centros Clandestinos de Detención, así como, jornadas de visibilización y de debate en torno a la Memoria y la Justicia”.

“Cuando nos enteramos que ya hace unos años acá en Moreno vivía casi escondido un represor, nos indignamos bastante y desde esa época hasta ahora estamos organizando actividades que tengan que ver con hacer visible esta situación. Empezamos a relacionarnos con los Ex Detenidos de la prisión de Coronda, y ellos nos comentaron cual era el rol que jugaba él y gendarmería en ese momento y como eran torturados e incluso llegaron a fallecer varios productos de la tortura”, señaló. En ese sentido, mencionó que presentaron un libro escrito por los ex detenidos llamado,´Detrás de la Mirilla´, “donde se cuentan relatos que iban escribiendo mientras estaban presos”.

 

 

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *