#NiUnaMenos: “Nos matan y violan, nos reprimen y detienen”

PH: Colectiva Fotografía a Pedal

[Luciana Mignoli, periodista. (Esta opinión es de libre reproducción, total o parcial, por cualquier medio o modo que sea)]

Nos matan y violan, y no nos toman la denuncia. Pero marchamos porque nos matan y violan, y nos reprimen y detienen.

Las detenidas no tienen nada que ver con los incidentes en la Catedral. Varias estaban comiendo pizza en un bar de la calle Perú. Y otras estaban bailando en la plaza. Les dijeron “circulen”, la misma palabra que le dijeron en 1976 a las Madres de Plaza de Mayo que reclamaban por el paradero de sus hijas e hijos. “Circulen”… ¿Estamos con estado de sitio y no me enteré? Unas 16 detenidas y cuatro heridas en el Hospital Argerich.

Los videos que circulan son de una violencia tremenda: las patean, golpean y llevan por el piso agarrándolas de los pelos. ¿No los viste? Claro. Los medios no te van a mostrar esas imágenes. Prefieren instalar que nosotras somos las violentas.

Durante la noche trasladaron a las detenidas a distintas comisarías para desarticular el acompañamiento y la presión social. Ahora están todas libres gracias a un equipo de abogadas que presentó habeas corpus durante la noche. Y las cuatro compañeras heridas ya están en sus casas.

Hace unos días, detuvieron a seis lesbianas por hacer pintadas convocando a la marcha. ¿Te imaginás que metan presos a todos los que salen a pintar paredes antes de alguna elección?

En total, en los últimos tres días detuvieron a unas 30 compañeras por luchar. La policía nos detiene por mujeres, por lesbianas, por bisexuales, por trans y por travestis.

Pero vamos a seguir marchando y tomando las calles porque son nuestras. Y porque no nos van a quitar la alegría de andar juntas y organizadas en la diversidad. El orgullo de saber que este #ParoInternacionalDeMujeres fue masivo y se realizó en 55 países. Y que hicimos temblar la tierra porque estamos hartas de que nos maten, de que nos violen y que nos anulen.

Todos los días un varón se despierta, agarra un arma y nos mata. Muy probablemente, antes nos viole también. Y eso no nos amedrenta. Al contrario, nos enciende en furia para salir a las calles a pedir justicia. Menos nos va a amedrentar estas detenciones.

“Nos tienen miedo porque no tenemos miedo”, dice la canción de Liliana Felipe. Juntas somos poderosas. Y no vamos a parar hasta que caiga el patriarcado (que va a caer, que va a caer).

Como vociferamos ayer en un grito colectivo y activista: “Por nuestras muertas, ¡toda una vida de lucha!”.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *