“Nos pusieron un ejército listo para reprimir”

Foto: El Cactus

En asamblea, lxs trabajadorxs del Hospital Posadas votaron realizar un corte en el Acceso Oeste para visibilizar su reclamo en contra de los 122 despidos que se produjeron en el centro de salud. La respuesta del gobierno fue enviar efectivos de Gendarmería Nacional. 

Karina Almirón, la trabajadora despedida que era la única que determinaba los tratamientos para los pacientes con cáncer en el Hospital, afirmó en declaraciones a En Tránsito que iban a intentar subir a la autopista pero “no nos lo permitieron, nos pusieron un ejército, gendarmería completa, con carros hidrantes y camiones listos para reprimir“.

Karina también comentó que recibieron la solidaridad de distintos sectores. “Íbamos encabezando los despedidos junto con diputadxs, Nora Cortiñas e Iris Avellaneda de Madres de Plaza, la Asociación de Ex detenidos desaparecidos, organismos de derechos humanos, dirigentes sindicales y políticos”, expresó.

Frente a la Gendarmería que avanzaba por la colectora, Karina explicó que “no pudimos cortar la autopista, hicimos un corte abajo”. Además, en el marco del paro de 24hs que realizan hoy lxs trabajadorxs, “se hizo un abrazo al Hospital y ahora estamos intentando que la dirección reciba a un pequeño grupo, pero pusieron a la policía en las escaleras y no dejan pasar a nadie“.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *