Organismos de Derechos Humanos convocan a una movilización en repudio al fallo que beneficia a genocidas

El acto será el miércoles 10 de mayo a las 18 hs en la Plaza de Mayo. Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Polítical,  H.I.J.O.S. Capital, el CELS, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y otros organismos de Derechos Humanos convocaron a toda la sociedad a expresar su repudio contra el fallo de la Corte Suprema que habilita el beneficio del 2×1 a genocidas condenados por lesa humanidad.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia que aplicó al represor Luis Muiña con el beneficio del 2×1, sienta jurisprudencia para otras causas por delitos de lesa humanidad. Fue aprobado con los votos de los jueces Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatt.

El beneficio del 2×1, que estuvo vigente entre 1994 y 2001, establece que a partir del segundo año de detención, los días que pasaron sin sentencia firme se computen doble. Así, las penas pueden tener grandes reducciones.

Durante la conferencia de prensa que brindaron los organismos de Derechos Humanos el martes pasado, Estela de Carlotto, presidenta de la  Abuelas de Plaza de Mayo explicó “el beneficio de este fallo alcanzaría a centenares de represores que estuvieron detenidos con prisión preventiva y que ahora pueden obtener drásticas reducciones en sus penas. El fallo abre un panorama incierto para las condenas a los apropiadores de menores, porque cambia el criterio respecto a la ley aplicable. Los apropiadores podrían tener penas de 3 años, y así, un delito que se viene cometiendo hace 40 años va a tener una condena no acorde a la gravedad del hecho”.

Además, Carlotto recordó que “estos genocidas fueron juzgados tardíamente por la vigencia de las leyes de impunidad y que hay condenas que no se encuentran firmes por las propias dilaciones del poder judicial”.

Por su parte, Horacio Vertbisky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), consideró que  “es evidente que hay una ofensiva llevada adelante con una notable hipocresía, porque para conseguir la libertad de los detenidxs por crímenes de lesa humanidad, recurren a un método alambicado de interpretación de leyes, que son de dudosa aplicación a estos casos”.

Vertbisky explicó además por qué este tipo de beneficios no es aplicable a genocidas. “El 2×1 fue sancionada en 1994 ante una superpoblación carcelaria, que no es el caso de los detenidos por delitos de lesa humanidad. Y también está la lógica de aplicación de una ley que rigió entre 1994 y 2001, a casos que ocurrieron antes de su vigencia, y a procesados que perdieron su libertad después de que terminó su vigencia”.

También expresó su repudio Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien expresó que “tratar de dejar en libertad a los genocidas que mataron, que tiraron vivos a nuestros hijos, que se apropiaron de tantos bebés, es inaudito. Nos imaginábamos que a esta altura esto ya estaba aclarado, ya estaba aceptado legalmente. Nos preocupa mucho y nos duele, porque nuevamente le están faltando el respeto a nuestros hijos. Esto es demostrar que no tienen memoria, y que no quieren tener memoria”.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *