Plácidamente emocionado

Un bar, con amigos. Una discusión cualquiera sobre periodismo. De pronto, todo redunda en la música. La sentencia es casi unánime: “el periodismo sobre música, no ve ni escucha malos recitales, ni malos discos”. Esa afirmación con tono de acusación se desvaneció en el aire después de pasar por la versión Siglo XXI de “The Wall”.

Roger Waters desafía la perfección y lleva un disco emblemático en la historia del rock un paso más allá. Pero para que no quede en una frase inerte qué quiere decir todo esto, The Wall no es un recital de rock, no es un show de una banda musical. Estamos en presencia, quizás, de un nuevo concepto de show musical. Donde el cine, la música, los efectos especiales se conjugan para golpear en el mismo corazón de los mega-giras mundiales. Si la irrupción de este disco hace más de 30 años explicó una nueva manera de escuchar una obra, este show marca el camino de los futuros shows en estadios.

Si en 1979 The Wall era adelantado a su época. Hoy se puede asegurar que la tecnología dio pasos para alcanzarlo, pero aún no lo logra. La interactividad se conjuga con el ambiente de congoja y opresión que una obra maestra de la música puede alcanzar. Todo eso, un marco imponente.

Esta versión The Wall no es una re significación, no es una nueva lectura. Es bucear en significados que siempre estuvieron allí, pero que recién en este momento, aquí y ahora, podemos ver. Quizás falten muchos años para entender completamente la obra y saborear todo lo que estimula esta pieza musical. Deberemos llamarnos afortunados. Muchos presenciamos, en una noche de verano, una gira histórica para los shows en vivo. Pasarán varios días, semanas y meses, para que podamos comprender de lo que fuimos espectadores. Quizás, tardemos un poco en dejar de estar plácidamente paralizados.

Por Facundo Acuña
Integrante de la Cooperativa de Trabajo para la Comunicación Social

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *