“Rafita está muerto por ser joven, pobre y mapuche”

Ayer por la tarde se realizaron movilizaciones en Bariloche y en Plaza de Mayo para exigir justicia por Rafael Nahuel, el joven mapuche de 22 años asesinado por efectivos de Prefectura Naval durante una represión en Villa Mascardi. También resultaron heridos con bala de plomo otros dos integrantes de la comunidad, que ya se encuentran en buen estado de salud.

En la Plaza de los Pañuelos, en el Centro Cívico de Bariloche, referentes de distintas comunidades mapuches y organismos de derechos humanos realizaron un acto donde, en un documento, repudiaron “el accionar del Gobierno Nacional, Parques Nacionales, la Justicia Federal y Fuerzas Federales que el día 23 de noviembre ejecutaron un desalojo de forma violenta a la comunidad Lafken Winkul Mapu, apresando a mujeres y niños que han sido detenidos por más de 12hs, promoviendo una cacería mapuche”.

Además, para los referentes mapuches, “el lamentable saldo con nuestros lamien perseguidos, baleados, apresados, torturados y asesinado, es la herramienta que el gobierno nacional de Mauricio Macri pone a disposición para el cambio“. Pero afirmaron que “para nosotros no hay cambio alguno, siempre ha sido la línea histórica de todos los gobiernos que privilegian sus intereses económicos, acompañados por una justicia nefasta que mira para otro lado mientras nos despojan, nos apalean, nos torturan, nos matan y cuyo brazo ejecutor siempre han sido las fuerzas de seguridad”. 

 

Por otra parte, reafirmaron que el gobierno tiene la obligación de “asumir el problema de la distribución de la tierra y buscar la solución que nos tenga en paz, evitando los conflictos violentos donde siempre las balas son de un sólo lado“.

En cuanto a Rafael Nahuel, asesinado por la espalda por la Prefectura, recordaron que “era un joven de 22 años nacido y criado en los barrios de Bariloche, esos barrios olvidados donde el gatillo fácil, la desigualdad y el enfrentamiento de pibes son moneda corriente. Hace unos años, empezó a conocer su identidad mapuche y a reconocerse como tal. Fue dando pequeños pasos que lo llevaron a participar de la recuperación territorial Lafken Winkul Mapu. Hoy, Rafita está muerto por ser joven, por ser pobre y sobre todo, por ser mapuche; víctima de la cacería de mapuches que está haciendo el estado nacional“.

Ayer, organizaciones de derechos humanos, integrantes de las comunidades mapuches, junto con el juez federal Gustavo Villanueva, tuvieron una reunión donde acordaron conformar de manera urgente una mesa de diálogo.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *