Condenan a genocidas por crímenes de lesa humanidad cometidos en la Esma

El Tribunal Oral Federal Número 5 de Capital Federal condenó ayer a prisión perpetua a 29 imputados por los delitos cometidos en el centro clandestino que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada. Otros 19 represores recibieron condenas de 8 a 25 años de prisión.

El juicio, que duró 5 años, tuvo 54 imputados, entre ellos  Alfredo Astíz, el “Tigre” Acosta y Adolfo Donda,  por crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983 contra 789 víctimas en el centro clandestino de la Escuela de Mecánica de la Armada.

Camilo Juárez País, integrante de HIJOS y querellante y testigo en la causa, dialogó con En Otras Palabras (lun a vier de 9 a 12hs) y afirmó que “fueun proceso largo y doloroso, pero sanador. Después de tantos años y de lo difícil que fue empujar este proceso de memoria, verdad y justicia, logramos concretar este juicio”.

Camilo atestiguó por la desaparición de su padre, Enrique Juárez y por la muerte por abandono de su madre, Alicia País. En cuanto a las audiencias, expresó que “en el tramo final en estos últimos años, hemos tenido una audiencia por semana. Teniendo en cuenta que eran 500 testigos los que se tenían que presentar, parecía que no les interesaba mucho llegar al final”.

Por último, el integrante de HIJOS consideró que este proceso “no termina acá, porque en febrero empieza ESMA IV, porque cada testigo que habla abre más posibilidades de llevar a juicio a más represores“.

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *