Serendipias Capítulo #6: Difusión de escritorxs independientes

Lxs escritorxs
no sólo habitan ferias literarias
y anaqueles polvorientos.
También están en la calle,
en las plazas,
en los colectivos
y en los almacenes
de algunos barrios.
Trabajan, ríen,
marchan, buscan;
y en algunas ocasiones
afortunadas
podés encontrarlxs.

 

Capítulo #6
[Una Colaboración de Judit Bellucci]

Natalia “Pola” Codina. 35 años. Oriunda de Ramos Mejía, Buenos Aires.

 

(Ilustración de Merakilabbe)


ESTA ES POLA, 
o así la vemos nosotrxs.

 

Pola escribió su primer texto a los 9 años dentro de un concurso literario escolar. Era un poema dedicado a la luna y lo leyó para todxs sus compañerxs. “En un momento alguien dijo: ´Codina es poeta´ y me quedó para siempre esa sensación; pensé: ´Ah, yo soy poeta´ y me gustó”.

 

¿Cuál es tu palabra preferida HOY?
Hoy tengo algunas palabras que me rondan: espesura, por ejemplo. Es una palabra hermosa y me gusta mucho lo que significa: algo en lo que unx se tiene que meter, además me suena a bosque.

En verano desayuna mate con frutas, y en invierno incorpora el café-con-leche y las tostadas-con-mermeladas. Al escribir la acompañan las infusiones: distintos-tés y café pero sobre todo el mate; también el tabaco, en los períodos en los que fuma.

 

En una escala del 1 al 10 ¿cuán rara te considerás?
Unx no se considera rarx a sí mismx, eso sería raro; pero en relación a la gente creo que soy bastante rara. Me pondría un 7, aprobada.

Comió palta por primera vez a los veintitantos años. “Fue una sensación de epifanía, se lo deseo a todxs. No puedo representarte lo que sentí ese día. Me gustan mucho, me parecen muy nobles, con mucha diversidad”. 

Recuerda –sin ningún tipo de esfuerzo- la historia de cada uno de los objetos decorativos que habitan su casa.  

Cuando era chica soñó que a su papá lo cortaban en partes, ella lo veía desde una casa lindera. “De pesadillas igual tengo banda, soy muy soñadora”.

 

¿Sabés algo que Google no sepa?
Supongo que todo lo que tenga que ver con lo sensorial: aromas, colores; como se ven las cosas, no sólo como se definen.

Se identifica con lxs perrxs. “Hago cosas de perro: miro a la gente para entenderla, no le doy mucha bola a lo que dicen. Es una manera de comunicarse, ver cómo el/la otrx mueve el cuerpo, cómo reclama un lugar en el espacio. Lxs gatxs también lo hacen pero en lxs perrxs hay otra manera de relacionarse, son más empáticxs”.

Le gusta mucho oler libros. Es perro en horóscopo chino; nació el día fuera del tiempo en el Tzolkin Maya, cree su kin es estrella. Es de leo pero  tiene mucha energía libra. “Me pasaba de leer sobre la energía leonina y no sentirme reflejada; después investigando descubrí que esa sólo era una parte de mi energía”. Estudia astrología desde hace un año: “Me parece algo de una riqueza ancestral muy grande, es poner a jugar ese sistema con el que los antiguos pensaron el mundo”.

 

¿Cuáles son las tres palabras que más se repiten en tus textos?
Bosque, siempre hay un bosque. Espacio, también, es una palabra que explica todo. Pequeño/a, es otra palabra que uso mucho; se me figura muy fácil de concatenar con otras, además me gusta lo pequeño.

El último libro que leyó es una novela a punto de editarse que llama “Loco”, de Laura Liébana. Ahora está leyendo “La Mano” de Margaritte Yourcenar: “es un libro que cuenta la relación de esta escritora con la comida, se juega con la idea entre la mano que escribe y la mano que cocina (…) me encantó porque realmente creo que hay una relación entre esos lenguajes”.

 

¿Recordás las primeras sensaciones placenteras al leer?
Si, recuerdo que tenía una cama-marinera a los 11 años,  yo usaba la parte de arriba y me pasaba muchas horas ahí leyendo. Cuando fui más grande me iba al garaje, o buscaba momentos de la noche.
Me quedan esas imágenes de mi casa habitada por el silencio y yo armándome un espacio. Todo el ritual: la mesa, el veladorcito, la manta de colores, el té.

Es profesora de literatura: trabaja con adolescentes en contextos de encierro, también con adultxs en formación docente, en escuelas secundarias y talleres literarios. Siempre que planifica una actividad la hace ella primero, esas consignas de escritura la llevaron a seguir escribiendo aunque por momentos sintiera que había perdido su voz.

Comparte hace muy poco lo que escribe, en fanzines, plaquetas y programas de radio. “Incentivada por amigxs empecé a obligarme a revisar, a elegir y en ese proceso algo empezó a morder la carnada. Mi escritura estaba en un punto-muerto, en una desconexión; y empecé así, mediante el reconocimiento de pares, a sentir que quizás estaba bueno esto de compartir. En el último tiempo además me animé a hacerme un blog.”

 

¿Cómo te gustaría morir?
No me gustaría morir. No tengo muy elaborado el tema de la muerte, me da un miedo-groso. Las muertes inesperadas son algo que me resulta escalofriante: que alguien esté hoy comiendo una tostada y después esté muerto, me parece tremendo. No pienso que las personas mueren, de hecho tengo perrxs y sé que viven menos que lxs humanxs pero a la vez lxs veo eternxs.
Supongo que me gustaría morirme en paz, sin-miedo.

La peor pesadilla que soñó fue una persecución donde finalmente la atrapaban. “Fue terror-en-estado-puro.”

Se iría de campamento con Liliana Felipe o con Janis Joplin.

 

Si tuvieras que elegir tres gustos de helado y el resto desaparecieran ¿cuáles elegirías?
Banana, cereza y el tercero supongo que sería alguno raro, podría ser tiramisú… pero menos raro. No, mejor un cítrico: melón, limón o maracuyá.

No tiene clara su opinión sobre el gluten. La ciudad le resulta de una brutalidad-extasiante, le gusta poder estar en cualquier-lugar-en-media hora: “A la gente que viene en el conurbano, como yo, no le pasa eso”. Además disfruta la cantidad y diversidad en la oferta cultural: “Después de vivir en la ciudad años todavía descubro espacios artísticos que desconocía”.

Su superpoder-cotidiano es cocinar en muy-poquito.tiempo. “No son comidas gourmet o muy elaboradas, pero realmente es sorprendente la velocidad con la que puedo preparar una comida (…) llego a las 23hs del colegio y 23.15hs está lista”.

 

¿Qué otras formas de arte ejercés?
Dibujo, estudié un poco de teatro y a veces hago canciones.

Le gusta recordar el río. Lo primero que compra en la verdulería son bananas, “de hecho tengo dos bananas en la mochila”. La característica principal de su persona-personaje es el feminismo.

Definiría al amor como “un ente mutante”.

Definiría al miedo como “una trampa, un obstáculo, también un mensajero; a qué le tenemos miedo también habla de nosotrxs”.

Definiría al arte como “una forma de ver el mundo que fractura la lógica racional. Es un ingreso por otra puerta a los mismos lugares que todxs transitamos. La otra cara de una verdad.”

Está en proceso de escritura de su primer libro, lo define como una bitácora y un viaje de rescate de su yo-poético. “Hay una mezcla de deseo de que aparezca el objeto físico y también una búsqueda mía de reencontrar mi voz (…) es una aventura, lo vivo como una embarazada: la gestación, la espera”.

 

¿Podrías describir la escritura en tres palabras?
Decir con silencio.

 

Algo de lo que escribe

Tsunami
“Se dice: la tormenta es mala.
Se dice: la tormenta es buena.
Y quiere decirse muchas cosas”
Gianni Siccardi

De los tsunamis se dicen muchas cosas
quiero decir
personas que viven bajo el agua y respiran
cada quince segundos
y otras que no
decir
que me gustaría volver
a la casa que se fue con la tormenta
porque a veces
no sé dónde sentarme

De los tsunamis se dicen muchas cosas
pero nadie nos habla
de tanto mar picado en bahía mansa
ni de los riesgos de la calma chicha
quiero decir que si alguien
se me acerca de golpe me estremezco
que hace mucho un tsunami
casi
me lleva

Para contactarte y seguir leyendo/la
Leéla en: “Una perra ladrándole a la luna” (Facebook)
Escríbile a: Po La (Facebook)

Compartí esta nota

Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *