Familiares de Iago Avalos-el joven asesinado en un caso de gatillo fácil en Hurlingham- se sumaron a la movida del 10 Year Challenge que se viralizó en redes sociales. Pero la particularidad que tuvo, según comentó Irina Avalos, hermana del joven a En Tránsito,  fue que ella no se sumó en lo personal con una foto propia de ella hace diez años sino que le pareció que podía ser más efectivo subir una foto de su hermano Iago de 2009 y una de la actualidad en la que se mostraba su tumba.

“Tratamos de hacer cosas que siembren conciencia en los demás”, indicó Irina y recalcó que los casos de gatillo fácil son pocas veces visibilizados. Ese fue uno de los motivos para realizar la acción ya que pensaron que “el hecho de subir una foto podía hacer que por lo menos se acordaran” del joven.

                     Foto: Fb. Justicia por Iago Avalos-Víctima de Gatillo Fácil

Además, Irina mencionó que se trata de un caso que sigue abierto y que ya tiene fecha de instancia judicial para los primeros días de mayo. El 2, 3, 7 y 8 de ese mes en los Tribunales de Morón se llevará a cabo el debate oral mediante un juicio por jurados. En ese sentido, explicó que “doce personas comunes van a ser jurados del caso”. Por eso contó que les pareció apropiado sumarse a la campaña de manera que sirva para “sembrar conciencia y contar quien era Iago”

Respecto a la modalidad del juicio Irina mencionó que se trato de una solicitud de parte del acusado. Esta “era una de las últimas alternativas que le quedaba ya que si hubiera sido un juicio común el habría sido condenado”, indicó y agregó que lo que les queda ahora es ver “cuan arraigado tengan el sentido común esas personas” que oficien de jurado. Tal como figura el caso en la actualidad, con el voto afirmativo de diez personas y el voto negativo de dos el condenado podría quedar detenido igualmente, explicó.

“Ahora tenemos que confiar en las personas que nos toquen como jurado. Es medio un juego de azar porque si alguna tiene algún familiar policía van a estar a favor del acusado”, sostuvo.

La fecha del juicio coincide con un nuevo aniversario del asesinato del joven ocurrido un 12 de mayo de 2017 cuando Iago junto con un amigo fueron perseguidos  por un efectivo de policía luego de haberle sustraído las tapas de las ruedas de su auto, que procedió a la persecución mediante disparos.

Actualmente, Pérez Buscarolo, el policía acusado por el asesinato, se encuentra con prisión domiciliaria, aunque los familiares prefieren que este detenido en un penal. ” Que lo haya matado a Iago consideramos que es un riesgo para cualquiera”.