El Deportivo Morón viene de cerrar el 2020 con una derrota ante Riestra por 1 a 0 en el reducido que daba la plaza del segundo ascenso a la Liga Profesional. El resultado le costó el puesto a la dupla técnica integrada por Sergio Lara y Sebastián Sibelli, quienes fueron reemplazados por Lucas Bovaglio. Además, el plantel sufrió algunas bajas importantes, entre ellas la salida de Emiliano Mayola. Con ese panorama, el Gallo volverá al ruedo en el torneo de la Primera Nacional el próximo sábado ante All Boys.

Bovaglio, el joven entrenador de 41 años, vio la necesidad de salir a buscar refuerzos que le ayuden a encontrar el grupo que desea tener al mando. En total, fueron ocho los jugadores que se sumaron -todos en libertad de acción- para defender la camiseta de Morón esta temporada y tapar los huecos que dejaron las salidas de varios ex integrantes.

La lista, hasta el momento, está integrada por Gastón Gonzalez, mediocampista de 33 años que puede jugar tanto de interior como de número cinco, se suma procedente de Belgrano; Norberto Palmieri, mediocampista pívot de 24 años que además puede jugar tirado por la derecha, ya sea de lateral o de número ocho, el ex Nueva Chicago llega de Oriente Petrolero (BOL); Franco Verón, defensor de 26 años, procedente de Sarmiento de Resistencia; Cristian Paz, defensor de 26 años, que puede jugar de central y ocasionalmente de lateral izquierdo, se incorpora desde San Martín de San Juan; Lucas Abascia, central de 25 años, que procede de Sportivo Las Parejas, del Torneo Federal A; Maximiliano Bonanno, marcador de punta de 25 años, quien llega de JJ Urquiza; Germán Pacheco, extremo de 29 años, ex Alianza Huánuco (PER), tuvo un paso por las juveniles del Atlético Madrid e Independiente de Avellaneda y por último Matías Gómez, extremo de 22 años que llega desde Gimnasia de la Plata tras no ser tenido en cuenta por su ex entrenador.

“La idea es tratar de armar un mix de jóvenes y jugadores con experiencia. Queremos armar un equipo competitivo, que tenga sello propio y que el hincha sepa a lo que juega”, dijo Bovaglio en diálogo con Solo Ascenso. Los primeros amistosos del equipo dejaron un saldo positivo ya que ante Argentino de Merlo, Midland y Defensores de Belgrano hubo una victoria por la mínima (1-0), sin embargo cuando llegó el turno de toparse con un rival de mayor dificultad las cosas no salieron como se esperaban debido a que cayó por goleada (3-0 y 5-1).  El fin será encontrar ese nivel que ponga al Gallo en puestos de reducido para poder de esta manera pelear por el ascenso.

El debut en la Zona B tendrá lugar el sábado 13 ante All Boys como visitante, en lo que será la primera jornada de la Primera Nacional. El torneo contará con un total de 35 equipos divididos en dos zonas, una de 17 y la otra de 18. Los ganadores de cada llave se enfrentarán en una final única por el primer ascenso a la Liga Profesional, mientras que aquellos que finalicen entre el 2do y 4to puesto de cada zona protagonizarán el reducido que definirá el segundo ascendido. Una de las novedades, al igual que en el 2020 para no devaluar todavía más el nivel futbolístico, es que el certamen no contará con descensos, lo cual significa un alivio para todos los participantes de la liga.