Diputadxs debaten por estas horas en el Congreso de La Nación el Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Mientras lxs legisladorxs exponen sus argumentos, afuera del recinto una gran cantidad de mujeres, adolescentes, lesbianas, trans y no binaries, acompañan el debate y además tienen previsto realizar una vigilia a la espera de la resolución de la cámara baja, que podría concretarse a la madrugada.

Por el aire de la Cobertura Especial de En Tránsito, Zulema Palma, médica e integrante de la organización Mujeres Al Oeste, se refirió al debate del proyecto de legalización del aborto. “Estamos felices de que se esté tratando pero tenemos en claro que vamos a tener seguir luchando contra el oscurantismo, y sectores poderosos”, expresó. Además afirmó que es oportuno el tratamiento del proyecto en el Congreso “al contrario de lo que dicen algunos legisladores porque la situación de encierro y pandemia agrava todas las violencia contra las mujeres y no tener acceso al aborto seguro, libre y gratuito es una violencia contra las mujeres”.

Por otro lado, Claudia Korol, integrante de Pañuelos en Rebeldía, contó cuál es la sensación que se vive afuera del Congreso. “Estamos viendo como la marea verde vuelve a llenar las calles. El entusiasmo es muy grande porque es un día histórico”, afirmó y consideró que la sanción de la norma va a constituir “un paso adelante que nos va a permitir seguir abriendo camino a la autonomía de las mujeres”.

Además, la referente feminista, cuestionó los argumentos que apelan a la cuestión moral o religiosa. “Los argumentos que tienen una inspiración religiosa son argumentos dogmáticos”, señaló y contradijo el planteo del Padre Pepe en su exposición la semana pasada, quien afirmó que “las mujeres de las villas no quieren abortar”. En ese sentido, Korol mencionó que la presencia en las calles “hoy nos demuestra lo contrario por la cantidad de compañeras que vienen de las distintas villas, que vienen organizadas en distintos movimientos populares”.

Por otro lado, Natalia Gherardi, directora del Equipo de Justicia y Género (ELA),  celebró el debate en la cámara baja y dijo que  “es una oportunidad que nuevamente tiene el Congreso de actualizar una legislación que tiene 100 años”. 

A su vez, Gherardi, señaló que “es tanta la vulnerabilidad, la violencia, a la que se somete a las niñas, adolescentes y mujeres en Argentina, por eso la clase política tiene la obligación y la responsabilidad de cambiar esto”.