Agrupaciones del colectivo LGBTI+ convocan este sábado 20 de febrero a las 17 hs a un banderazo federal y plurinacional por la ley de cupo e inclusión laboral travesti trans, que establece que puedan ocupar el 1% de los empleos en el Estado. La movilización tendrá centro en Plaza Congreso. La actividad también se desarrollará en las plazas principales del país.

La movilización se da en el marco de las sesiones extraordinarias del Congreso, en las que fue incluida para su tratamiento la ley de cupo travesti trans, es decir que debería ser tratada antes del 28 de febrero. Agrupaciones del colectivo Orgullo y Lucha solicitan al presidente de la cámara de diputados, Sergio Massa, y a los jefes de los principales bloques que dispongan el tratamiento de la ley dentro de ese plazo.

En diálogo con FM En Tránsito Marcela Tobaldi, fundadora de la asociación civil “La rosa naranja,” que milita por los derechos humanos de las personas trans, travestis y transgénero, se refirió de la importancia de la ley de cupo e inclusión y cómo fueron los comienzos de esta lucha. La activista afirmó que “el primer paso lo dio Diana Sacayán en la provincia de Buenos Aires, nosotras la acompañamos, pero ella peleó sola. Al llegar a las instituciones comenzamos a apoyar la causa. Esa ley salió en 2015 y durante toda la gestión macrista estuvo encajonada”.

Marcela cuenta que el colectivo se enfrenta a la exclusión, la prostitución, la heteronorma y a sociedades que a nivel global siempre han sido binarias, lo que genera que su promedio de vida sea de 39 a 40 años y que en Argentina en 2020 haya habido 108 trans y travestis fallecides por el travesticidio social. Por eso asegura que “para poder construir una vida digna en derechos necesitamos fundamentalmente nuestra ley de cupo e inclusión a nivel nacional”. En ese sentido, remarcó que el trabajo en blanco es esencial, por lo que el 27 de enero se presentó en la Casa Rosada el registro voluntario de personas travestis y trans dispuestas a trabajar en sector público.

La activista manifiestó que la pandemia las puso en un lugar “de desigualdad absoluta, se hizo muy visible la pobreza, la miseria y el hambre de las compañeras travestis trans. Nos dimos cuenta que era necesario poner el pie en el acelerador y reclamarle al Estado argentino por la situación. Tuvimos la posibilidad de llevar el proyecto y que muchos diputados nos escucharan”. Este proyecto ya obtuvo dictamen positivo en la Comisión de mujeres, género y diversidad, la Comisión de trabajo y la Comisión de presupuesto. Por tanto, lo que falta es el debate en el recinto y que finalmente se sancione la ley “Diana Sacayán y Lohana Berkins”.

En septiembre del 2020 el Ejecutivo promulgó el decreto 721/2020 de cupo laboral travesti trans, y si bien fue un gran avance, sigue en pie la lucha para que se convierta en ley este proyecto que el colectivo venía reclamando hace años y que se confeccionó en un proceso de debates y aportes realizados desde cientos de organizaciones travestis, trans y LGBTI+ de todo el país.