La oposición logró el quórum para una sesión especial y la Cámara de Diputados debate el proyecto para implementar la Boleta Única de Papel (BUP), en vez de la boleta partidaria, en las próximas elecciones presidenciales. El principal impulsor de la iniciativa fue Juntos por el Cambio y el Frente de Todos la rechaza.

Se trata de un sistema que muestra toda la oferta de candidaturas en un solo papel. Con este instrumento, las y los votantes marcan su decisión en una planilla. El dictamen de mayoría que se aprobó en comisiones plantea que este sistema se aplique para las PASO y las elecciones generales para elegir presidente, vicepresidente, senadores, diputados y legisladores del Mercosur. En las últimas dos categorías solo aparecerían nombres y fotos de los primeros cinco candidatos/as.

Entre los argumentos que plantea la oposición en defensa de la boleta única se ha expresado que abarata los costos del proceso electoral, que es un sistema que no requiere un despliegue tan grande de fiscales, que favorece a los partidos más chicos y que fomenta la “transparencia electoral”.

Los argumentos de los especialistas

Mauro Rueda, periodista de Santa Fe, donde ya se implementa la boleta única, consideró al aire de FM En Tránsito que es un sistema que “mata a la política”. Se vota “a una personalidad y no a un proyecto político. El votante ve todas las caras juntas y va a la conocida. Esto es, al que puso más dinero en propaganda”, afirmó.

Un punto por el cual se dice que se busca implementar este sistema es para eliminar la llamada lista sábana. Pero la BUP no modifica este punto, y de hecho oculta toda la lista de candidatos/as bajo la figura de quien encabeza la lista. Para la senadora bonaerense Teresa García, es un sistema en el que “el elector cuenta con menos información que con el sistema actual” porque solo los primeros candidatos de la lista son visibles.

En la discusión en comisiones previa a la sesión, el politólogo Sebastián Galmarini afirmó que “la forma en la que se resuelva el diseño de la boleta puede producir un sesgo de posición de los candidatos y partidos, al punto de lograr confundir a los ciudadanos y esconder candidatos”.

A su vez, la Directora del Observatorio Electoral de la Conferencia Permanente de América Latina y el Caribe, Dolores Gandolfo, planteó que la BUP afecta la representación política de las mujeres ya que, en detrimento de la ley de paridad, la retrotrae a un 30% de los cargos a elegir.

Respecto al argumento de que se necesitarían menos fiscales, el periodista y politólogo Facundo Cruz planteó en el debate en comisiones que no el sistema no elimina la necesidad de los partidos de contar con fiscales, ya que los necesitan para estar presentes en el escrutinio provisorio, a lo sumo se reasignarían sus funciones. “Un sistema que está a una cruz de anular un voto tampoco puede darse el lujo de no tener fiscales”, afirmó.