Por el aire de La Rebelión Fundamental, pasó el máximo goleador de la historia del Deportivo Morón, Damián Akerman, para charlar sobre cómo se viene preparando el equipo para la vuelta a los entrenamientos oficiales.

“Estamos ansiosos por volver y preparados para regresar sin ningún tipo de problema. Nosotros estamos acostumbrados a esto, es lo que nos pasa cuando entramos en vacaciones, con la diferencia de que este parate es más extendido. Tenemos la suerte de estar entrenados desde muy chicos”, detalló.

En el contexto de aislamiento obligatorio, los jugadores del plantel profesional del Deportivo Morón se encuentran entrenando en sus casas y se conectan con el preparador físico mediante videollamada. “Entrenamos por zoom 2 veces por semana y el resto de los días hacemos una rutina que nos manda el profe”, explicó Akerman.

Además, el delantero oriundo de Córdoba, habló sobre las dificultades del entrenamiento a distancia. “Se complica porque estamos acostumbrados a entrenar en grupo. Es difícil adaptarse a entrenar solo en el patio de tu casa. Hay días que uno tiene ganas y otros que no. Ahí es cuando uno tiene que sacar lo que tiene adentro para entrenar sí o sí”.

Por otra parte, Akerman habló sobre el reconocimiento interno que tiene en el club. “Soy consciente de que tengo algunos privilegios por mi edad y por lo que hice como jugador pero entreno lo mejor posible para estar bien. Hay trabajos que son más exigentes y se me complica, me quedo sin piernas y sin aire. Ahí levanto la mano y descanso un turno”, bromeó.

Sobre una posible vuelta del fútbol se mostró optimista. “La idea es que se vuelva a jugar lo antes posible. No queremos que esto se prolongue mucho. Esperemos que pronto podamos volver a las canchas”.

Por último, el ídolo del Gallo, habló sobre su relación con los hinchas del club. “Con la gente de Morón siempre tuve buena onda, no me puedo quejar. Solo tengo palabras de agradecimiento para ellos, me siento muy querido. Siempre me han demostrado mucho cariño”, concluyó.