Con la devaluación ocurrida luego de las Preelecciones Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y su inmediata repercusión en los precios, los trabajadores han sufrido una implacable pérdida de su poder adquisitivo. El desmoronamiento de la moneda nacional y la especulación financiera han desatado un escenario económico desolador y el descontento estalló en gran parte de los sectores, especialmente en el gremio docente, que ante este nuevo contexto le exigió al Gobierno una inmediata compensación monetaria para equilibrar los salarios. Además de la ampliación del cupo de viandas de Servicio de Alimentación Escolar (SAE),  entre otros pedidos.

Al aire de En Tránsito, Roberto Baradel, Secretario General de SUTEBA (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), se refirió al panorama que atraviesan los trabajadores. “En esta última semana la caída del poder adquisitivo afectó gravemente al gremio docente tanto como al resto de los trabajadores. Y todavía falta. Agosto y septiembre van a ser meses de una inflación muy alta”, advirtió.

En cuanto al duro y extenso conflicto que el gremio docente mantuvo con el Gobierno de la Provincia en torno a las paritarias, Baradel denunció una vez más que para desprestigiar sus reclamos sufrieron muchos ataques y linchamientos mediáticos. “No escatimaron artilugios ni estrategias absolutamente repudiables para deslegitimar nuestros reclamos.”

Pero a su vez rescató la firme postura que mantuvieron y resaltó la necesidad de reestructurar la negociación de los salarios. “A pesar de todo no pudieron callarnos ni hacernos firmar la paritaria a la baja, y firmamos con la cláusula gatillo. ¿Qué significa esto? Que todos los aumentos que se trasladen a los precios, tienen que trasladarse inmediatamente a los salarios. El esquema anterior era de actualización automática por trimestre. Y lo que nosotros estamos reclamando ahora es que sea mensual”, explicó y agregó que “esperar tres meses con una devaluación y un traslado a precios tan importante, perdemos mucho poder adquisitivo”.

Pero además, otro de los reclamos del gremio, tiene que ver con “la apertura de la paritaria nacional docente, el aumento del incentivo docente que está desactualizado -que son fondos de Nación- y la extensión del bono de cinco mil pesos que anunciaron para la Administración Pública Nacional, a todos los docentes del país. Es un pago hecho por Nación. Esto ayudaría a las provincias, por ejemplo a la provincia de Chubut, que tiene un conflicto muy fuerte porque no puede pagar salarios”, objetó.

De acuerdo al orden de prioridades de sus exigencias, resaltó que “el principal punto de preocupación es la alimentación de los chicos. Veintisiete pesos por chico ya era poco en el marco anterior, y ahora la devaluación pulverizó ese presupuesto que ya era escaso. Así que estamos reclamando el aumento del monto por alumno.  Cerca de medio millón de cupos es el número que estamos reclamando para cubrir las necesidades que existen en los chicos de la provincia de Buenos Aires”, indicó.

Y por otro lado, insistió en el pedido de escuelas dignas y seguras. “Para que no suceda nunca más lo que sucedió con Sandra y con Rubén, que murieron en una explosión mientras les preparaban el desayuno a los chicos momentos antes de que los alumnos entraran a la escuela”, recordó.

Respecto de la postura del gremio ante la asunción de Hernán Lacunza, como Ministro de Hacienda de La Nación -anteriormente Ministro de Economía de la Provincia- Baradel, afirmó que  el nuevo Ministro “es el diputado de las políticas de ajuste del macrismo en la provincia de Buenos Aires. No hay una cuestión diferente, al menos que pudiéramos vislumbrar nosotros con respecto a la política de Dujovne. Este último, ha sido uno de los personajes más nefastos de este gobierno, que le ha hecho mucho daño al país”, afirmó.

“En la provincia se dolarizaron las tarifas, se tomó deuda en moneda extranjera. Se aplicaron las políticas de ajuste del gobierno nacional. No hubo diferencia en esto. Hay que sumarle cuando el gobierno de María Eugenia Vidal le mentía a la sociedad con respecto a las propuestas que nos hacía a los docentes, Lacunza era vocero del Gobierno para la paritaria provincial y él repetía lo mismo que decía el Gobierno, ´19 reuniones. 19 propuestas´, cuando en realidad había sido una propuesta y una modificatoria nada más. Y sin que se les moviera un pelo querían imponer una paritaria a la baja”, señaló.

Por último, el Secretario General se refirió a los resultados de la PASO y la derrota del oficialismo. “Se equivocaron con nosotros. Ellos quisieron fortalecer la imagen de Vidal y confrontarla con nosotros. Y creyeron que eso les iba a dar un rédito. Y yo creo que con esa estrategia les hicieron daño no sólo a los chicos sino también a los docentes. Pero también se hicieron daño ellos mismos en cuanto a pérdida de credibilidad y capital político”, formuló.

En ese orden, agregó que, “la sociedad se dio cuenta mayoritariamente de que iban en contra de la educación pública. Y eso fue un tema que resultó decisivo en el contexto de las elecciones. Creo que Durán Barba va a tener que reescribir algún capítulo del libro de recomendaciones que tiene en cuanto a la posverdad y a una serie de porquerías que le recomienda hacer al Gobierno, porque en la provincia de Buenos Aires eso no le dio ningún resultado”.