Gremios docentes del distrito mantuvieron una reunión con autoridades educativas y del ejecutivo municipal para abordar el tema de la revinculación escolar de los estudiantes de Morón. Allí se fijaron las pautas a tener en cuenta en caso de que las escuelas presenten proyectos para llevar a cabo actividades socio-recreativas o socio-afectivas.

Al aire de En Tránsito, Eduardo Calvimonte, Secretario Gral de Suteba Morón, aclaró que “no se está hablando de una vuelta a clases porque las clases se dieron de manera virtual todo el año pero lo que se está planteando es el tema de la presencialidad”. En ese sentido, remarcó que “no va a ser la presencialidad que estaba dada antes de la pandemia sino que hay una propuesta para aquellos distritos de la Provincia de Buenos Aires  que tienen baja circulación o circulación media, para las escuelas que tengan algún proyecto para llevar adelante actividades socio-recreativas”.

Entre las pautas acordadas, mencionó que no se podrá convocar a grupos de más de diez estudiantes, además la duración de las actividades no podrá extenderse de los 90 min y deberá tener un intervalo entre cada grupo de 60 min para poder acondicionar la escuela. Además los lugares donde se realicen las actividades deben ser patios abiertos de instituciones cerradas que cuenten con insumos como alcohol en gel,  lugares para lavarse las manos, repelente, termómetro digital y debe haber personal comprometido con la limpieza.

Según indicó Calvimonte, hasta el momento “ninguno de los directivos con los que estuve charlando me manifestaron que había algún proyecto para alguna actividad de este tipo. En tanto que manifestó que los docentes se encuentran abocados al tema de la virtualidad, al reparto de alimentos y al tema de los estudiantes que no pudieron conectarse a la nueva modalidad.

En relación a este último punto, resaltó la iniciativa provincial de Acompañamiento a las Trayectorias y Revinculación (ATR). Según indicó, el proyecto ATR se implementará en los próximos días en el distrito y se abocará a los 500 estudiantes de los 59 mil que tiene la matrícula en Morón que no pudieron conectarse. Se trata de “un proyecto donde el Estado va a buscar a los pibes que están desconectados y les propone una serie de conexiones para que los docentes puedan acercarse y vincularse” con los estudiantes, explicó.

Escuchá la nota acá: