El Centro Cultural y Biblioteca Popular Kichari Huasi ubicado en Hurlingham, retomó la actividad del merendero que funciona en el espacio. La misma fue suspendida al comienzo de la pandemia. Se trata de 65 familias del barrio a las que brindan una merienda entre las que se destacan lxs niñxs  que son alrededor de 148.

Al aire de En Tránsito, Nadia, integrante del Kichari Huasi, se refirió a la reapertura del lugar. “Volver fue positivo porque la demanda era demasiada acá en el barrio”, expresó. Actualmente el lugar funciona tres veces por semana, los días lunes, miércoles y viernes para la realización de las meriendas.

Según indicó la integrante del lugar, el espacio necesita de donaciones para poder seguir funcionando, ya que si bien mencionó que han recibido la colaboración de algunos vecinos o de alguna que otra entidad, remarcó que “tampoco nos alcanza, lo que nos están donando hasta el momento es poco como para abastecer a la tremenda cantidad de demanda y también es lamentable decirle a las familias del comedor que ya no hay cupo porque no alcanza”.

Realmente la necesidad que se está viendo en cada chico, en cada familia que nos vienen a pedir tanto sea por la comida o por el merendero es brava, estamos en una situación bastante complicada.

Además del merendero, el lugar entrega una vianda de comida a las familias los días sábados. “La idea es implementar varios días más pero al no tener una entrada de mercadería, carne, dificulta la forma de poder cocinar para poder funcionar varios días”, indicó y recalcó que las actividades se realizan siguiendo las medidas de prevención.

El espacio necesita de donaciones de alimentos para la merienda, así como alimentos secos, leche, carne, entre otros. Los mismos pueden acercarse a la dirección Camargo y Cafayate 355, los días lunes, miércoles o viernes.