El Gallo superó a San Telmo por 2 a 0 como local y se recuperó luego de la derrota ante Villa Dálmine el jueves pasado.

Después de lo que significó el parate obligatorio en la competencia a causa de la suba en los casos de covid-19 en todo el país, Morón volvió con un andar positivo en lo que va del mes de junio. Con dos victorias y una derrota en tres partidos jugados, los dirigidos por Lucas Bovaglio parecen mostrar un cambio de cara en relación a lo que había sido su comienzo en la Primera Nacional.

Jugadores del Deportivo Morón y San Telmo jugando

En una categoría muy luchada y emparejada hacia abajo, el equipo del Oeste intentó proponer un juego ‘’vistoso’’, de presión asfixiante y buen manejo del balón. El correr de los partidos y la falta de resultados obligó a dar un vuelco en la idea y ponerse el overol. De esta manera, Bovaglio parece haber encontrado un respiro que le permite sostenerse en el puesto y ganar tiempo para poder seguir trabajando en base a lo que él quiere para sus dirigidos en la forma.

Hasta el momento, el Gallo suma cinco victorias, con la misma cantidad de derrotas y tres empates en 13 encuentros disputados. Además, se ubica décimo con 18 puntos, uno menos que Ferro, quien se encuentra en el quinto lugar de la Zona B. El próximo martes, Morón se medirá como visitante ante Defensores de Belgrano, que tiene 20 unidades, una sola derrota, ocho empates y cuatro victorias.

Fotos: Deportivo Morón Oficial