Pablo Vannini, licenciado en Sociología y fundador de Software Libre GCOOP, pasó por la cobertura especial de En Tránsito. Desde  el Correo Central, donde se encuentra realizando la fiscalización de los votos, expresó que “el escándalo desatado por las fallas en el sistema durante el escrutinio provisorio de las PASO, da cuenta de la necesidad de que el Estado repiense la gestión de tecnologías”.

El experto en tecnología, mencionó que el único cambio introducido por SMARMATIC, empresa venezolana a cargo del sistema, fue limitar la frecuencia de acceso a los 40 fiscales. Asimismo, denunció que “la empresa no ha mostrado el código fuente tal y como lo signa la Ley Electoral. Sin embargo, Vannini, aseguró que “la posibilidad de fraude es nula” por la cantidad de fiscales que conforman al Sistema Electoral en forma física.

“Al Estado le cuesta mucho hacer tecnología en general”, señaló  y concluyó que  es un  buen momento retomar la idea de Software Público. “El Estado no puede depender de que una empresa exista para que el Estado siga funcionando”.