[Por Rocío Arzubi y Julieta Urdinola]

Vecinxs de Hurlingham y organizaciones ambientalistas cuestionan que una obra que lleva adelante Vialidad de la Provincia en el barrio Jorge Newbery, en el límite entre Hurlingham y Tres de Febrero, destruye el humedal urbano del Arroyo Morón. Desde el viernes por la mañana realizan un acampe en el lugar para evitar que avancen las máquinas y dos vecinas fueron detenidas por la Policía que buscaba desalojarlxs.

En 2018, el entonces Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne firmó un préstamo que otorgaba el Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (FONPLATA) para el desarrollo de esta obra que busca hacer un camino de vinculación que conecte la Ruta Provincial 4, más conocida como Márquez, con la Avenida Combate Pavón. En ese marco se prevé, entre otras cosas, construir un puente que cruce el Arroyo Morón, uno de los afluentes del Río Reconquista y un pulmón verde importante para la zona.

Para ello, en estos meses se avanzó con el desmonte y relleno de los márgenes del Arroyo, que conforman un humedal urbano. “Pasaron con las máquinas y destruyeron todos los márgenes del humedal a la altura del barrio Newbery, llevándose por delante todo tipo de animales y de vegetación y encima infringiendo la ley”, expresó a Todo Otra Vez (FM En Tránsito) Andrés Segovia, parte de Vecinos Autoconvocados del barrio Jorge Newbery. Parte del conflicto también se desprende de que el trazado de la obra fue modificado. Antes no ingresaba al barrio, sino que cruzaba cuadras antes por el Campo del Ejército, que pertenece al distrito de Tres de Febrero, “sin generar gran daño al humedal”. Ahora, la obra ingresa tres cuadras al barrio Newbery, convierte una de sus calles en la conexión entre las dos autopistas y “destruye todo el pulmón verde”, afirmó Andrés.

Acampe por la ley de humedales en el Arroyo Moron
Foto: Hurlingham Siempreverde

“Queremos hacer cumplir la ley”

Lxs vecinxs denuncian que la obra está infringiendo la ley de creación del COMIREC, el ente autárquico cuyo fin es proteger y recuperar el Rio Reconquista. El Centro Oeste de Estudios Políticos y Socio-ambientales (COEPSA), explicó a FM En Tránsito que el COMIREC debió haber dado autorización para esta obra, ya que la reglamentación estipula que este organismo debería tomar intervención en todas aquellas que involucren al Reconquista o sus afluentes. A la vez, Vialidad de la Provincia o el COMIREC debieron haber solicitado una audiencia pública. El Municipio de Hurlingham, por su parte, debió exigir a la empresa que presentara el informe de impacto ambiental y el resultado de la audiencia para poder hacer la obra en su territorio.

Las organizaciones y vecinxs reclaman que este procedimiento nunca se realizó de la manera que debería. Segovia señaló que las autoridades de Vialdad nunca les presentaron los nuevos pliegos de las condiciones generales para la obra ni la evaluación de impacto ambiental. En ese marco, espacios como Isla Verde y Hurlingham Siempreverde piden que la obra se frene, se lleve adelante la audiencia pública y se presente el informe del impacto que tendrá el rellenado del Arroyo en el ambiente local.

“La audiencia pública es la herramienta que tenemos para ser escuchados, donde participamos lxs vecinxs y los especialistas. Estamos a favor de la obra, pero si se da en el marco de la ley que cuida a este humedal del Rio Reconquista y que tiene ciertos procedimientos que se tienen que llevarse a cabo”, afirmó el integrante de Vecinos Autoconvocados.

Detenciones en el acampe

Desde el viernes a las 6.30 de la mañana vecinos y vecinas montaron un acampe en el Campo del Ejército, perteneciente al distrito de Tres de Febrero y ubicado frente al barrio Newbery, que es donde se estaba avanzando poner cemento a los pilotes. “El acampe termina siendo nuestra última herramienta para ser escuchados, no es una medida de resistencia sino de diálogo”, afirmó Segovia, quien repasó que ya presentaron notas al Ministerio de Infraestructura de la Provincia y las intendencias de Tres de Febrero y Hurlingham.

El sábado por la mañana, más de 15 efectivos de la Policía se presentaron en el lugar y se llevaron detenidas a dos vecinas que formaban parte del acampe, a quienes también se les abrió una causa por resistencia a la autoridad. “Éramos algunas mujeres y todos chiquitos, no estábamos haciendo más que decirles a la obra que paren porque es ilegal lo que están haciendo”, expresó en diálogo con este medio Verónica, una de las vecinas que fue detenida.

Video: Hurlingham Siempreverde

Este domingo, además del acampe, se realizó una jornada cultural parte de una caravana convocada por la organización Isla Verde en el marco de una acción nacional en defensa de los humedales, que busca concientizar a los vecinos y vecinas de la zona sobre la importancia de estos espacios para el ecosistema.