El Observatorio del Conurbano de la Universidad Nacional General Sarmiento (UNGS) analizó la situación socio laboral en el conurbano. El estudio reveló desequilibrios en la relación entre capital y trabajo. Además alertó sobre diversas realidades en un escenario de crisis económica con múltiples aristas.

En diálogo con Hormigas en la Cocina (lun a vie de 13 a 15hs. por En Tránsito),  Rodrigo Carmona, investigador y docente, consideró necesaria la intervención del Estado para regular las diferencias en el mundo del trabajo. “Los números de la informalidad en el conurbano muestran que 4 de cada 10 son trabajadores no registrados”.

El Observatorio del Conurbano de la UNGS presentó el trabajo en el contexto del Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora. Si bien el documento reconoce un reducción en la tasa de desempleo, hay una insuficiencia salarial. “Comienza a discutirse la pertinencia de un ingreso universal que logre aumentar el nivel de los salarios”, señaló Carmona quien, junto a Bárbara Couto, dirigió la investigación.

Carmona explicó que en los últimos seis años, los empleados y empleadas del sector privado registraron una pérdida del poder adquisitivo de sus salarios de 20 puntos. En ese mismo periodo, los asalariados del ámbito estatal sufrieron una retracción de unos 25 puntos. Mientras que en el universo del trabajo informal se calculan perdidas aún mayores.

Si se analizan los datos sobre el los ingresos de lxs asalariadxs y la evolución de la canasta familiar de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, se desprende que 9 de cada 10 asalariados ganan menos que el costo de la canasta básica. El sueldo promedio de un trabajador y una trabajadora es de $57.000. “Tenemos un escenario de mucha pauperización de los trabajadores”, remarcó.

Placa el trabajo en el conurbano. 4 de cada 10 trabajadores son informales.

Una crisis con múltiples aristas

Entre las desigualdades más marcadas, se encuentra la brecha de género. “La tasa de desocupación en mujeres es fuertemente superior a la de los hombres en el conurbano bonaerense“, con un 16,6% de desempleo en las mujeres y un 9,7% en los hombres. En el conurbano oeste (La Matanza, Merlo y Moreno) se concentra el mayor índice de desocupación de las mujeres.

También se observaron fuertes diferencias en cuanto al acceso al empleo industrial. Durante la pandemia hubo un crecimiento en el segundo y en el tercer cordón del conurbano. En simultaneo se redujo el trabajo industrial en el primer cordón.

De la investigación se desprende también que Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Fernando, San Miguel y Tigre encabezan los distritos con valores más altos de desempleo (17.2%). Mientras que La Matanza, Merlo y Moreno sostienen un 14.3%.

Para ver el informe completo, hace click acá.