Con tres focos aún activos, continúan los incendios en la zona de La Comarca Andina constituida por El Bolsón, Lago Puelo, El Hoyo y localidades aledañas. Más de 300 personas perdieron sus hogares y debieron ser evacuadas y 15 permanecen desaparecidas. Habitantes de la zona señalan la intencionalidad de los incendios y apuntan a las corporaciones mineras.

Al aire de Todo Otra Vez en FM en Tránsito, Ada Augello, integrante de la radio comunitaria FM Alas de El Bolsón, comentó que vinculan los incendios “a los cateos mineros que hay en esa zona”. La sospecha es que “la intencionalidad tiene que ver con esos intereses de tinte corporativo. Hay mucha discrepancia en torno al origen del incendio, viendo lo que viven las comunidades, podemos pensar que hubo una intencionalidad con quemar los territorios, que tiene que ver con una modalidad distractiva para el pueblo que está diciendo no a la zonificación minera”.

“Hay entre 200 y 300 casas totalmente quemadas y otras 500 casas parciales. El incendio aumentó un problema habitacional que ya había, la tierra y los alquileres son muy cara”, señaló Ada. 

En su mayor parte los incendios lograron aplacarse, aunque en algunas zonas la tierra continúa humeando. Quedan activos dos focos en Chubut y uno en Río Negro. Martín, otro integrante de FM Alas, comentó en La Rebelión Fundamental que hubo cientos de familias afectadas que debieron ser evacuadas a diferentes escuelas y dependencias donde están siendo refugiadas. “Es la primera vez que se vive un incendio de semejante proporción que arrasa con viviendas enteras de gran parte de la población”, afirmó.

El integrante de FM Alas señaló que las intenciones de los dirigentes provinciales no son claras en tanto la extinción del fuego, aunque sí están desarrollando políticas de contención para las familias afectadas. Ada agregó que en El Hoyo y Lago Puelo decretaron emergencia y pusieron a disposición zonas de acopio de donaciones.

“Los focos fueron iniciados simultáneamente en distintas ubicaciones. No fue un rayo ni un accidente, se trata a las claras de incendios intencionales, que afectan no sólo a los bosques nativos, la flora y fauna local, sino también a miles de personas que corren riesgo de vida”, señaló el Ministro del Interior Wado de Pedro a través de sus redes sociales. Aún cuando la sequía asechaba la zona hace varios meses, las posibilidades de incendios accidentales en simultáneo resultan sospechosos para las autoridades.

Según el reporte diario de Manejo del fuego del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el transcurso del año hay un total de 40.680 hectáreas afectadas por incendios en el país.