Enfermerxs de la Ciudad de Buenos Aires se movilizaron a la Legislatura porteña en el marco del Día de la sanidad para entregar un petitorio en el que reclaman que se lxs considere como profesionales de la salud. Sin embargo, fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad y varios manifestantes resultaron heridxs.

Desde la movilización, Carolina Cáceres, enfermera del Hospital Tornú, habló con Todo Otra Vez, por FM En Tránsito, y denunció que “en instancias de presentar un petitorio a la Legislatura, que firman distintas asociaciones y personas para solicitar que sea tratada  la inclusión [en la carrera profesional], la policía reprimió a lxs compañerxs. Nos golpearon con los escudos, con las cachiporras, hubo varias compañeras heridas, una vergüenza descomunal”.

“Los enfermxs no salimos contentos en medio de la pandemia a hacer una manifestación, lo hacemos porque no nos queda otra, porque el nivel de hartazgo y angustia es intolerable y encima que se violenten de esa manera contra las compañeras no se puede creer”.

Por otro lado, Cáceres indicó que “en CABA lxs enfermerxs tenemos salarios vergonzosos y una inequidad salarial respecto del resto de los profesionales de aproximadamente 30 mil pesos menos que el resto de los profesionales de la salud”, lo que forma parte de los reclamos del sector.

Si bien en los últimos días Rodríguez Larreta decidió entregar un bono a los profesionales de la salud, para lxs  enfermerxs “es un bono a la mitad del resto de lxs profesionales” lo que Carolina consideró como “un insulto”, que fue otra de las razones por las cuales se movilizaron este lunes.

Estos reclamos, y la represión de la Policía de la Ciudad a lxs manifestantes, se dan en un marco de emergencia en el que lxs profesionales de sanidad “estamos trabajando  con un nivel de angustia y un  hartazgo no solo por la falta de reconocimiento e inequidad salarial, sino por todos los problemas que tuvimos desde el inicio de la pandemia”. Entre ese hartazgo, se encuentra el tener que reclamar “por cosas básicas como el acceso a equipos de protección personal, el acceso a licencias; es un desastre el nivel de vulneración de nuestros derechos”, señaló Cáceres.

Si bien durante la marcha a la legislatura porteña dos enfemerxs pudieron ingresar y entregar el petitorio para que se trate su ingreso a la carrera profesional, para la enfermera del Tornú el contexto de violencia que tuvieron que padecer “da a entender que no hay ningún interés en escucharnos”. Frente a esa respuesta, Cáceres dijo que “si las cosas siguen así por supuesto que las medidas de lucha van a seguir”. 

Escuchá la nota completa acá:

Foto de portada: El Grito del Sur