El ex intendente de Morón, Lucas Ghi, competirá por un cargo a nivel local en las próximas elecciones. Desde el espacio político de Unidad Ciudadana Morón, el precandidato se presentará como una alternativa al oficialismo.

En diálogo con En Tránsito, Lucas Ghi, consideró que desde su fuerza política “hay motivos para dar la pelea y veo que hay en la comunidad ganas de dar una vuelta de página. Ojalá logremos estar a la atura de las circunstancias para el 10 de diciembre  volver a hacernos cargo del distrito de morón”, expresó y anheló que eso se pueda dar “en el marco de un proceso de transformación nacional y provincial porque las modificaciones que hay que hacer es difícil hacerlas solo desde un municipio, va a ser posible si se da en el marco de un cambio de condiciones generales”.

Por otro lado, Ghi, cuestionó algunas medidas de la gestión actual en el distrito. Entre ellas se refirió a la representación de las comisiones que conforman el concejo deliberante. “Históricamente eso tenía proporcionalidad con la proporción en el recinto, es decir la primera minoría se queda con más comisiones, la segunda minoría obtiene dos, tres, y así sucesivamente, intentando respetar lo que fue el voto de ciudadano y ciudadana, ese es un principio que se ha alterado y que no se verifica habitualmente”, sostuvo. También, indicó “el incumplimiento de algunas ordenanzas, como es el caso de todo lo que tiene que ver con la publicidad oficial, de no dar cuenta de cómo ni a quien destinan la pauta, no cumplir con ese cuatro por ciento que hay que destinarles a los medios locales”, así como la realización de “pocas audiencias públicas”. En ese sentido, Ghi afirmó que “podría haber sido una convivencia democrática mejor y no esto de, bueno yo gobierno y tomo uniteralmente las decisiones”, Sin embargo, remarcó que esta actuación podrá ser “objeto de evaluaciones entiendo yo por parte de la comunidad y habrá quienes entiendan que el actual proceso está bien y le validaran la confianza al oficialismo”. Aunque para Ghi, “hay una mayoría que entienden que no, que las cosas no van bien y querrá abrirle la posibilidad a una fuerza opositora y dentro de ese marco intentaremos ser nosotros quienes mejor enfrentemos ese voto”.

En otro orden se refirió a las disposiciones a nivel nacional, tal como la eliminación de las listas colectoras en el marco del contexto electoral. “Yo hago una lectura bastante crítica porque esto de amañar las leyes o las disposiciones en un curso electoral en marcha y cambar las reglas en el medio del partido me parece que no está bien. Y veo demasiada energía y tiempo puesto  por parte del oficialismo tanto a nivel nacional como provincial, en ver cuál es la mejor estrategia para intentar obtener el mejor resultado en las elecciones. Me parece que hay como demasiada tensión puesta en la cuestión electoral cuando la gente lo que está esperando del oficialismo es hacerse cargo y resolver los problemas más elementales que tiene nuestra comunidad”, señaló.

Consultado sobre las medidas que tomará si llega a ser gobierno en el distrito en las próximas elecciones, Ghi mencionó algunos puntos. “Con lo que tiene que ver con el comercio y la industria hay que, en primer lugar, generar políticas públicas de aliento al consumo local, tratar de direccionar la fuerza al consumo local del mercado moronense para potenciar al máximo y desde ahí generar políticas de compre local, descuentos, promociones, un plan de regularización impositiva, porque al haber crecido tanto las tasas con un mercado deprimido muchos que estaban al día han dejado de estarlo y aparecen las notificaciones, las multas, procesos judiciales. Todo eso significa que el Estado se tiene que adaptar a las posibilidades reales  de los comerciantes y no al revés”.

Respecto a la instalación del Aeropuerto de El Palomar, sostuvo que  se podrán a revisar “todo lo actuado para cerciorarnos de la documentación, de los permisos, los impactos ambientales que deben obrar en el expediente y ver si todo eso se ajusta a derecho y darle también participación a la comunidad y que no sean corridos de la arena del debate. Al contrario cuando más y mejor se exprese todo el mundo, las decisiones del Estado terminan siendo más legítimas, más certeras”, indicó.

Por último, respecto a la situación sanitaria afirmó que en materia de salud tanto a nivel provincial como municipal se “está atravesando una situación crítica, que se explica en buena medida por la desjerarquización de la salud en tanto derecho a garantizar por parte del Estado. Tal vez, lo más sintomático es que dejó de ser un Ministerio para y pasar a tener un Secretaría con desfinanciamiento con un proceso de hostigamiento muy cruel para con  muchos trabajadores y trabajadoras en el caso del Hospital Posadas, desarticulando muchos servicios que estaban a cargo de profesionales hacía 15 o 20 años,  con el impacto negativo que eso tiene para el vecino que se va a atender. En el caso del Hospital Municipal también ha sucedido algo similar, se ha desplazado a hombres y mujeres con mucha experiencia, con mucha pertenencia en el Hospital y hoy vemos que está desbordado, que no da cuenta que son cada vez más los vecinos que van a entenderse, entre otras cosas, porque hay menos trabajo y  hay menos obra social y se vuelcan más personas al sistema público de salud. Eso va implicar un fortalecimiento del Hospital con mucho recurso y fundamentalmente también con mucha articulación con los distritos próximos de la zona oeste para ver de qué manera garantizamos que el recurso que exista se optimice”.