[Por Belén Tenaglia ✏️ y Julieta Urdinola🎙️]

La sesión del jueves 23 de junio terminó a los gritos. Fue el segundo intento fallido por aprobar la rezonificación del terreno donde se instaló la central termoeléctrica Araucaria. Esa tarde 800 vecinos y vecinas de  Comarcas y La Colina se movilizaron y hasta altas horas ocuparon el recinto del Concejo Deliberante. Desde hace años denuncian la contaminación de la empresa energética y reclaman una instancia consultiva.

“Evidentemente no hay acuerdo en la comunidad”, explicó Santiago Deschutter, integrante de la Asamblea de Vecinos de Luján a FM En Tránsito. “Araucaria Energy no nos da energía, genera poco empleo, consume mucha agua y contamina las napas y el aire”, agregó.

La represalia no tardó en llegar. El concejal de Cambiemos y presidente del Concejo Deliberante, junto a la Secretaria, Agustín Musso y Yésica Rivarola, impulsaron una denuncia penal contra Deschutter, Arnoldo Troncoso, Eduardo Pereyra, Martín Álvarez y Alejandra Repetto, todos miembros de la Asamblea. Esto sumó un capítulo más en la serie de acciones que sufren las y los vecinos. “Desde su construcción clandestina hasta el día de la fecha esta empresa ha tenido conductas mafiosas. En una sesión nos mandaron una patota de 200 personas. Se pasó un muy mal momento”, repasó Deschutter.

En las últimas horas, la Fiscalía n° 9 de Luján a cargo de la Doctora Mariana Suárez desestimó esa denuncia. En su decisión, consideró archivar las actuaciones al no existir “elementos de convicción suficiente” para llevar adelante una investigación.

Fotos: Ladran Sancho

El recorrido del reclamo

La cronología es extensa y llena de idas y venidas. La central termoeléctrica Araucaria Energy se instaló en la intersección de la ruta 6 y 34. Su puesta en funcionamiento fue habilitada el 31 de agosto de 2018 durante la gestión de Macri, Vidal e Iguacel a través de la  Resolución 110/18. Fue en el marco de la emergencia energética nacional y contrario a la legislación vigente a nivel provincial y local. Según el Código de Ordenamiento Urbano de Luján, la zona en la que se radicó la empresa no es apta para industrias. Pero, además, la ordenanza 6224/13 especifica la prohibición de empresas ultracontaminantes en el distrito.

De hecho, en julio de 2017, la propia firma solicitó al por entonces intendente Oscar Luciani que promueva la rezonificación y así poder funcionar. “Su construcción se hace de manera clandestina. No había cartel de obra y nadie sabía de qué se trataba. En el 2017 se votó la rezonificación. Fue tal el escándalo que se armó que en la sesión siguiente se derogó la medida”. Incluso, en el 2018 Araucaria fue declarada “persona jurídica no grata en el Partido de Luján”.

El punto es que la central termoeléctrica se considera dentro de las llamadas industras de tercer grado de la tercera categoría. De acuerdo a la ley provincial 11.459 de Radicación Industrial, se trata de aquellos establecimientos considerados peligrosos porque su funcionamiento es un riesgo para la seguridad, salubridad e higiene de la población. También porque ocasiona daños graves a los bienes y al ambiente.

La empresa energética está ubicada a 300 metros de una escuela y a 700 de otra. Está rodeada de los barrios  Comarcas y La Colina, clubes de campo y cercana a la cervecera CCU Argentina que funciona allí desde 2008 y tiene una planta de 700 trabajadores. Se estima que a diario consumirá 1 millón 400 mil litros de agua, contaminará las napas y emanará olores. “El 45 por ciento de ese millón cuatrocientos mil litros no es reutilizable y hay que sacarla en camiones especiales hacía plantas de tratamiento de residuos. Sospechamos que eso no se va a hacer y el agua se va a verter en la zona”, explicó Deschutter.

Pero además, en Luján rige la ordenanza 6224/13 considerada emblemática porque es el resultado de la lucha de las y los vecinos de Jáuregui contra la curtiembre Curtarsa. En el 2012, se logró la reubicación de esa empresa mediante la ley 14.442. Desde este proceso histórico para Luján, nace la resistencia actual a la termoeléctrica. Incluso hoy muchos de quienes protagonizaron esa pelea acompañan a las vecinas y vecinos de los barrios Comarcas y La Colina.

Foto: Ladran Sancho

“La curtiembre Curtarsa estuvo muchos años en Jáuregui y generó muchos problemas de salud. Jáuregui tenía el doble de mortalidad por cáncer que la tasa nacional. Ese antecedente y el impulso de los vecinos y vecinas y de organizaciones sociales permitieron que se sancione la ordenanza 6224”, explicó y agregó que esta norma permite que el 95 por ciento de las industrias puedan instalarse en Luján salvo aquellas que son muy dañinas para el ambiente y la salud. Es el caso de la Central Termoeléctrica.

De la mano del intendente Leonardo Boto y la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Luján, la Central Termoeléctrica busca su habilitación definitiva. En febrero de 2022, aquella Cámara solicitó al Concejo Deliberante la modificación de la ordenanza. En 27 de mayo, el  propio jefe comunal impulsó un proyecto para habilitar el funcionamiento de la termoeléctrica. Lo cual resulta paradójico. Boto fue quien acompañó la organización vecinal contra la empresa energética en los inicios. Específicamente, en su rol de concejal, fue quien presentó un proyecto para que se derogue la rezonificación. También impulsó un recurso de ampara para frenar las obras. “Imagínense la sorpresa”, indicó Santiago  Deschutter y agregó que “quien acompañó a los vecinos es ahora quien impulsa la habilitación de la empresa termoeléctrica. La decepción y el enojo son muy grandes”.

 

Araucaria Energy en Argentina

La Central Termoeléctrica es una empresa subsidiaria de la corporación canadiense Stoneway. La firma es propiedad del empresario menemista José Luis Manzano, accionista de Edenor. En Luján, Araucaria Energy inició sus operaciones en mayo de 2018. Pero, además de esa planta, la empresa cuenta con otras centrales en Las Palmas y San Pedro.

Foto: Prensa Obrera

En agosto de 2020, Araucaria tuvo un revés. Las vecinas y vecinos junto a organizaciones ambientalistas lograron la clausura de la planta ubicada en Villa Rosa, Pilar. Macri, Vidal y Aranguren inauguraron esa sede en agosto de 2017. La clausura fue una decisión conjunta entre los Municipios de Pilar y Escobar, y del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable.

El próximo lunes 4, el Concejo Deliberante de Luján será escenario de la décima sesión.  En el temario figura el dictámen de la Central Termoeléctrica Araucaria.