Bajo la consigna “Basta de Matar a nuestros pibes”, familiares que integran la Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil convocan a una movilización este viernes a las 17hs desde Congreso a Plaza de Mayo, en solidaridad con los familiares de los jóvenes que sufrieron una persecución y fueron alcanzados por los disparos de la policía en San Miguel Del Monte.

Cuatro de ellos perdieron la vida y una joven se encuentra internada en grave estado. Mientras que siete policías de la Policía Bonaerense quedaron detenidos y dos están siendo buscados. Los resultados de las pericias arrojaron que una de las balas halladas en el cuerpo de uno de los jóvenes correspondía al arma que tenían los efectivos de seguridad. En ese sentido,  el  fiscal general de La Plata, Bogliolo, indicó  que  “hubo un uso abusivo de las armas”.

En diálogo con En Tránsito, Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga, se refirió al hecho. “Recibimos la noticia con mucha angustia, impotencia, de ver el dolor de esos padres y  no poder hacer nada”. Por ese motivo, mencionó que como familiares sintieron la necesidad de salir a repudiar lo sucedido, “de hacer algo, que ellos sepan que no están solos y que están acompañados. Esto que paso es terrible, lo que dijeron los noticieros y todos los medios, la misma policía que niega esta balacera, la persecución. Dicen que se asomaron para alumbrar, para  ver la patente cuando todos vemos que es una calle iluminada, mentiras que todos vemos. Decidimos hacer esta marcha en reclamo de justicia por esos pibes, de todos los pibes que lamentablemente mueren día a día y no se conocen”, expresó.

“Lamentablemente hay a veces familiares que no tienen esa compañía y a otros les costó muchísimo, como en mi caso. Pero esto trágicamente se ha visibilizado como el caso conocido de Santiago Maldonado, otros casos han quedado ahí tapados con mentiras”, sostuvo y añadió que las víctimas de este tipo de situaciones “cada vez son más jóvenes”.

“Nos están matando a nuestros hijos y nosotros nos quedamos mordiéndonos la bronca, el dolor, la impotencia y la angustia de que este Estado asesino y represor nos mate a nuestros pibes porque se escudan en una chapa y ellos se creen que les da poder”.

Por su parte, Mónica instó a un cambio de mentalidad a la hora de entender estas situaciones. “Hay que cambiar el pensamiento porque he escuchado  gente que dice, ‘pero que hacían a esa hora en la calle, les iba pasar’. Sean las siete de la tarde, las nueve de la noche, pasó. La hora en que pasó no importa, es el accionar”, consideró y agregó que “la gente tiene que tener otro pensamiento, no es el horario, no es la forma de vestir, es el accionar policial lo que hay que cambiar y eso la gente no lo entiende. Lamentablemente nosotros lo aprendimos a los golpes y a los tumbos porque nos sacaron lo más preciado que teníamos que son nuestros hijos”, reflexionó.

“Queremos que esas familias sepan que hay una parte de la sociedad que repudia y que los va a acompañar y que va a estar firme para que si ellos quieren hacer una actividad nosotros vamos a estar ahí bancando”, insistió la mamá de Luciano Arruga en relación a brindar su apoyo a los familiares de los jóvenes de San Miguel del Monte. “Esta marcha la hacemos por ellos y para ellos y para solidarizarnos con esas familias”, recalcó.

Además hizo mención al estado actual de la causa de Luciano Arruga. “Lamentablemente no hay ninguna avance, el Estado se lavó las manos. La burocracia que hace todo esto no deja que se visibilice la verdad de lo que paso con Luciano y la verdad fue la que sabemos todos. Luciano fue desaparecido a las doce de la noche, me lo desapareció la policía. Luciano fue instigado a robar y se negó.  Me lo desaparecen cinco años y ocho meses y después me lo ponen como lo pusieron a Santiago Maldonado, a mi hijo me lo plantaron ahí, quien quiera creer la otra versión bueno, pero esa es la verdad. Mientras tanto, sigo peleando justicia por Luciano”, afirmó.