Artistas nucleadas en la campaña “Por más mujeres músicas en los escenarios” se movilizaron la semana pasada al Congreso para exigir que se trate en el Senado el proyecto de ley de cupo femenino en los festivales.

El proyecto ingresó a la Cámara Alta en octubre del año pasado, a través de la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti. El reclamo de las músicas se debe a que si bien tenían expectativas de que la iniciativa se tratara antes del cierre del período legislativo 2018, todavía no hubo avances en su discusión.

La cantante Paula Maffía se refirió a los puntos centrales del proyecto que impulsan las artistas. En ese sentido, explicó que se trata de “una ley de cupo, de un 30 por ciento, de acceso a músicas a los escenarios” que se implementaría en festivales y recitales, tanto privados como estatales, que tengan una programación de un mínimo de cinco bandas. Maffía remarcó además que el cupo no es “exclusivamente para proyectos enteramente conformados por mujeres, sino que pueden ser también bandas mixtas, o bandas con instrumentistas y técnicas mujeres”. Lo que tiene que haber es “representatividad de mujeres y disidencias”, señaló.

La iniciativa del proyecto de ley surgió luego de un relevamiento realizado por la  vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música, Celsa Mel Gowland, que arrojó que en 46 festivales artísticos la representación femenina era menor al 15 por ciento.  En esa línea, Maffía consideró que la visibilización de las mujeres en la industria musical está “atrasada” y que “la sociedad no podrá acceder a la cruda realidad que vivimos las mujeres y las trans si un medio de comunicación y de arte tan grande como la música todavía sigue representando pensamientos de hace 30 años”.

Respecto al reclamo a las y los legisladores, la cantante de Las Taradas adelantó que seguirán yendo “a la puerta del Congreso todas las veces que sean necesarias, hasta que los senadores y senadoras decidan tratar nuestra ley”. A la vez que opinó que “sería tonto oponerse, sería hacerle un guiño a los productores varones de festivales grandes y apoyar una decisión de status quo”.