Por Nicolás Spinazzola

La Unión de Transporte Automor (UTA) anunció un paro para este martes, un colectivero de la línea 180 fue agredido con un ladrillazo en la cabeza; la línea 620 continúa reclamando seguridad a través de homenajes y movilizaciones por Daniel Barrientos y Leandro Alcaraz, los dos choferes asesinados: “Lo que pedimos es que nos ayuden para que no tengamos que pintar a nadie más”.

Este es el contexto del transporte público en el conurbano bonaerense. Sin soluciones a la vista, a  un mes y medio del crimen de Daniel Barrientos, el chofer de 55 años de la línea 620, ocurrido en Virrey del Pino, el panorama no parece cambiar. Familiares, compañeros y amigos siguen exigiendo seguridad por el asesinato de Daniel y por otro crimen que también sacudió a la misma empresa: el asesinato de Leandro Alcaraz en 2018.

“Es feo tener que plasmarlos a ambos en una bandera y atravesar esta situación. Está Leandro, quien era amigo y compañero de nosotros, a quien mataron en el 2018 y, a pocos días de cumplirse cinco años de este hecho, ocurre lo de Daniel. Lo que pedimos es que nos ayuden para que no tengamos que pintar a otro compañero más. Estamos muy angustiados y no tenemos palabras para expresar lo que estamos viviendo”, lamentó Leandro Rodríguez, chofer de la línea 620, en diálogo con El1 Digital.

Sumado a esto, la línea 180 cesó sus actividades la semana pasado luego de que un chofer sufrió una agresión en Ruta 21, a la altura de González Catán. Un pasajero que no tenía la tarjeta SUBE intento subirse al colectivo en la terminal de la empresa La Vecinal de La Matanza SACI y ante la negativa, le arrojo violentamente un ladrillazo en la cabeza al chofer, quien tuvo que ser trasladado con una herida profunda al Hospital Simplemente Evita de esa localidad.

Una colectivo de la línea 620 frenado, con el cartel de la empresa "Nueva Ideal".

Reclamos salariales: “No daremos un paso atrás”, afirmaron desde la UTA

A través de un comunicado, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció un paro de colectivos en todo el país para el próximo martes 30 de mayo a partir de la medianoche. En el documento detallan que la medida de fuerza gremial iniciara en caso de no obtenerse el incremento de salarios que propondrán en la audiencia paritaria convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación para este lunes, cuando se vence la conciliación obligatoria con las empresas.

“Esta entidad sindical ratifica que, de no obtenerse el incremento pedido para la próxima audiencia, y con la finalización de la Conciliación Obligatoria, se iniciarán inmediatamente medidas de fuerza gremial”, anunció Roberto Fernández, el secretario gremial de UTA.

El sindicato exige un incremento retroactivo para que el básico desde el pasado abril sea de 262 mil pesos. Sumado a esto, solicitan un bono único no remunerativo de 32 mil pesos y viáticos diarios para todos los trabajadores del sector.