De dónde está, la pregunta viró hacia quién lo mató. Y fue justo el 17 de octubre de 2017, cuando el cuerpo de Luciano Arruga apareció enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita. Desde allí familiares y amigxs cargaron contra el Estado local, provincial y nacional por su responsabilidad política en la desaparición del joven de 16 años, además de sostener la implicancia material de la policía bonaerense, desde que fue visto por última vez en el destacamento de Lomas del Mirador. Sobre esta persistencia versa la película documental Quién Mató a mi Hermano, de Ana Fraile y Lucas Scavino, con trabajo periodística del medio alternativo La Retaguardia.

Son 88 minutos de registro histórico sobre una de las luchas más emblemáticas contra la violencia policial e institucional en las barriadas populares del conurbano. En este largometraje, lxs directorxs se meten de lleno en cada de una del acciones que emprende la familia del chico.

“Como mamá es de vuelta reiniciar el dolor, pero también es demostrar que esto no fue una causa que armó una familia. Esto pasó y sigue pasando. Es la realidad la realidad que viven día a día los pibes. La policía los hace presos para enriquecer sus bolsillos. Los que no lo aceptan, tienen el final que tuvo Luciano. Esto es lo que refleja la película”, repasó Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga.

¿Quién mató a mi hermano? se proyectará el próximo jueves a las 20:30 en el Cine Teatro Helios, ubicado en el boulevar General San Martín, Ciudad Jardín, Palomar. La presentación será en el marco del cliclo “Bardos. Cultura de Resistencia”, una iniciativa de la Cooperativa de Trabajo para la Comunicación Social (FM En Tránsito, Revista Güarnin! y Platea Oeste).