Este martes se cumplen 4 años de la explosión en la escuela Nº 49 de Moreno, en la que fallecieron Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar de la institución. En conmemoración de este nuevo aniversario, la comunidad educativa de Moreno realizó una masiva movilización para continuar el pedido de justicia.

La jornada de movilización y homenaje comenzó el lunes con una vigilia. Esta mañana hubo un acto en la escuela a las 8:06 y luego marcharon por distintos puntos del distrito, como Plaza las Catonas, la Plaza Carlos Fuentealba y la fiscalía de Moreno, y culminará frente al Consejo Escolar con la lectura de un documento.

Actualmente, hay una causa judicial que está en los Tribunales de Mercedes, pero aún no tiene fecha de juicio oral. Tiene como imputados al gasista, que había visitado la escuela el día anterior, a la ex presidenta y el responsable de Infraestructura del Consejo Escolar de Moreno y a quien era el interventor que había puesto allí el gobierno provincial. Las y los docentes remarcan también la responsabilidad política de María Eugenia Vidal y Gabriel Sánchez Zinny en la muerte de Sandra y Rubén.

La explosión en la Escuela 49 y la muerte de la vicedirectora y el auxiliar llevó a una enorme movilización popular conocida como el “Morenazo”, que pedían justicia pero también escuelas seguras. Se destapó la olla de la grave situación de infraestructura de las instituciones educativas del distrito y de la Provincia de Buenos Aires. Luego del 2 de agosto, la 49 estuvo cerrada varios meses, así como cientos de otras escuelas de Moreno.

“Siempre recordamos que estuvimos en la calle dos meses. Fuimos a las marchas, visitamos a los nenes en el terreno, hicimos contenidos pedagógicos, entregamos mercadería a las familias. Estuvimos en pie“, recordó Carina Rabinobici, secretaria de la primera 49 y compañera de Sandra y Rubén.

El neoliberalismo y el ajuste matan

Así lo expresó. Mariana Cattaneo, secretaria general de la CTA Moreno, Merlo y Marcos Paz. “Luego del cambio de gobierno hubo acciones tendientes a reparar la tremenda situación de infraestructura que dejó el gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri. Desplegaron una serie de acciones para tratar de revertir ese cuadro y lo han logrado en parte. Por supuesto falta mucho, pero se trabaja para tener escuelas dignas y seguras”, sostuvo en diálogo con En Tránsito.

“Es un día de dolor y un día de ratificar la memoria”, expresó Alberto Sileoni, el director de Educación y Cultura de la Provincia de Buenos Aires,  al móvil de FM En Tránsito en la marcha. “Hay un homenaje invisible cotidiano, que es el trabajo, el amor, la entrega, de docentes y auxiliares que como Sandra y Rubén están cerca de sus estudiantes. Y el mejor homenaje que puede hacer el Estado es seguir trabajando afanosamente para que las escuelas sean sitios dignos”, sentenció.

Quien también estuvo en la movilización fue Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA. “Al día siguiente que asumió le dijimos a Vidal que uno de los problemas más grandes era el tema de la infraestructura y nunca más nos tomaron en cuenta. El día que explotó la 49 convocamos a un paro porque dijimos ‘el límite es la muerte’. Hoy es un día para reivindicar a Sandra y a Rubén, para recordarlos y para redoblar los esfuerzos para que esto no suceda nunca más”.