Susy Shock, charló con La Rebelión Fundamental sobre el relanzamiento de su show virtual Traviarca en el Galpón de Haedo, pero además se explayó sobre otros temas como la música, la autogestión, el teatro y la virtualidad.

Cuando llegó la pandemia, ella estaba en plena gira y le costó meterse en el mundo virtual pero creyó que era una buena oportunidad para mostrar un streaming distinto a lo que se venía ofreciendo “Quise producir un recital donde el lenguaje inclusivo este incluido, que esté cuidado” expresó la artista, remarcando la importancia de la imagen y la emotividad de lo audiovisual que tiene que suplir la falta del público presente.

“La pandemia nos encontró solas a muchas de nosotras” reflexionó Susy, remarcando la importancia de lo colectivo en todos los ámbitos de la vida, y sobre todo en las disidencias. Luego de varios meses de desolación, entiende que después de que pase este contexto de pandemia hay que insistir en lo colectivo como una práctica a la que no solo se recurra en un momento radical.

Por otro lado, revalorizó el trabajo hecho por sus propios medios. “Lo autogestivo no es donde caemos porque el otro espacio no llegó, es una enorme opción a elegir”,expresó Susy, al tiempo que subrayó que “no hay cuarentena para la autogestión”.

También se refirió a la actualidad de la militancia lgbtiq+.

 “Nuestros discursos no estaban en un zoom, estaban en la calle y es lo que hemos perdido”.

La artista, entiende que debido al contexto se perdieron esas voces y resurgieron los medios hegemónicos. En ese sentido, reafirmó que “la heterosexualidad no tiene otra novedad”, planteando un mundo audiovisual atrasado a las nuevas demandas.

En esta línea, decidió “soñar con algo nuevo” y reivindicó sus inicios haciendo referencia que había algo en el discurso artístico que no la representaba. “El teatro proponía algo que no alcanzaba” recuerda Susy, es por esto que comenzó a escribir sobre disidencias, remarcando que al principio eran pocas pero que en los últimos años empezó a resonar más.

Escucha la nota completa acá