Las intimaciones llegaron sorpresivamente y más de 140 familias están en estado de alerta por inminentes desalojos. Sus viviendas se sitúan en terrenos pertenecientes a la Fuerza Aérea. El gobierno local pretende emplazar allí un emprendimiento inmobiliario y comercial y, como primer paso, modificó el Código de Ordenamiento Urbano (COU).

A raíz de esto, el bloque del Frente Renovador, con el patrocinio de la abogada ambientalista Claudia Sambró Merlo, denunció penalmente a Tagliaferro y su bloque de concejales por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, asociación ilícita, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos. Consultado por En Tránsito, Jorge Laviuzza, jefe del bloque del Frente Renovador en Morón, denunció irregularidades en la reforma del COU. “Primero se llevó puesta a la gente que vive ahí y para llegar a tomar esta determinación se han llevado puesto también la legalidad”. Lxs concejales de la oposición advirtieron que la iniciativa fue tratada en una sesión extraordinaria y no en comisiones, tuvieron sólo 48 horas para analizarlo y al momento de llegar a mesa de entrada del Concejo Deliberante faltaban fojas del expediente.

Por su parte, Florencia De Luca, concejala de Unidad Ciudadana cuestionó también al gobierno de Tagliaferro por evadir la audiencia pública que este tipo de reformas requiere. “De un día para otro, ellos introducen en el Concejo Deliberante este tipo de modificaciones que permiten esta clase de instalaciones y construcciones en la zona para generar lucro vinculado al desarrollo del Aeropuerto” y agregó que el desalojo de lxs vecinxs está ligado a la “idea de generar algún tipo de negocio a través de los sectores privados”.

Las viviendas emplazadas en lo que hoy se conoce como Barrio Aeronáutico, antiguamente Barrio Obrero, fueron construidas en 1950 para personal civil, retirado y extrainstitucional de la Fuerza Aérea. Los juicios por desalojos comenzaron en el 2012 y fueron impulsados por la propia Fuerza Aérea. En aquel entonces, el ex intendente de Morón, Lucas Ghi logró frenar la medida pero el conflicto se reavivó en el 2015, lo que motivó por parte de las familias apelaciones ante la Fuerza Aérea, a la AABE, al Ministerio de Defensa, el Municipio de Morón y el Estado Nacional. “Las notificaciones eran un papel pegado en la puerta de la casa por militares diciendo ´en cuatro días te tenés que ir´, y a los cuatro días estaba un camión militar en la puerta para cargarte las cosas y llevártelas”, explicó Laviuzza.

Recientemente el bloque Unidad Ciudadana presentó un pedido de informe para que el intendente de Morón explique la situación de estos vecinxs. Además, reclamó que los reciba de manera urgente. “Nos sorprende la falta de abordaje que están teniendo de parte de la intendencia de Ramiro Tagliaferro”, adviritió De Luca. “De llevarse adelante los desalojos, hay familias que van a quedar en situación de calle”. La concejala reclamó a su vez que el jefe comunal interceda ante autoridades nacionales que están impulsando las intimaciones y denunció que “hay una intención de avanzar sobre los terrenos que pertenecen a la Fuerza Aérea para el desarrollo inmobiliario y la construcción de hoteles y casinos”.